¿Economía Circular en la región de San Martín Texmelucan-Huejotzingo?

 

Por Pedro Alonso
La región de San Martín Texmelucan y Huejotzingo cuenta con empresas que reciclan diversos materiales principalmente el PET, cartón y otros en el que destacan los desechos industriales que ayudan no sólo al cuidado del medio ambiente, sino que sirve como un generador de recursos económicos para familias que se dedican a la recolección.

Puebla no se ha destacado por el aprovechamiento de los residuos, ante la falta la Ley Estatal en Reciclaje Inclusivo, así como la falta de programas de educación ambiental tanto en escuelas como los mismos gobiernos tanto estatal como municipales para estimular el reciclaje y con ello la economía circular.

Y es que en México por décadas se implementó el modelo lineal de producción y consumo, lo que generó problemas ambientales, por lo que, ante un panorama de sólo depositar la basura, desde 1966 se promueve una economía circular en los procesos de producción.

En este sentido, la catedrática del Instituto Tecnológico Superior de San Martín Texmelucan, Tania Laura Espinoza, quien forma parte de la carrera Ingeniería Ambiental, precisó que con la economía circular: «se pretende extraer, producir, reducir, reutilizar, reciclar y entonces desechar; además de que se pretende, que los productos, los insumos, que se ocupan, estén de manera sustentable como biodegradable o que se puedan reincorporar más fácil a la naturaleza».

En nuestro país, apenas en noviembre del 2021, el Senado de la República aprobó el proyecto de decreto por el que se expide la Ley General de Economía Circular, con lo cual se busca que el valor de los productos, materiales y recursos se mantengan vigentes dentro del ciclo económico durante el mayor tiempo posible, para así reducir al mínimo la generación de residuos.

De acuerdo al Diagnóstico Básico para la Gestión Integral de los Residuos, el reciclaje no es economía circular, sino que esté último concepto se caracteriza por ser restaurativa y regenerativa como fin, y se trata de que, en todo momento, los productos, componentes y materias mantengan su utilidad y valor máximo, así como que se distinga entre ciclos técnicos y biológicos.

Un ejemplo de economía del reciclaje es ECOCE, mientras que PETSTAR con su modelo botella a botella es un ejemplo exitoso de Economía Circular, ya que el modelo consiste en fabricar botellas de PET usando solo PET reciclado.

Aunque para la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac) de acuerdo a su estudio cuantitativo, destacó que en el 2021 México recicló un millón 913 mil toneladas de residuos plásticos, posicionándolo como uno de los principales países en materia de acciones de economía circular en América Latina.

Para la Anipac la industria del plástico aporta casi 3 por ciento del PIB manufacturero. En México existen 5 de las cuales 100 empresas del ramo generan un millón de empleos directos e indirectos. En 2022, la industria estima crecer 4.2 por ciento y mantener un nivel similar anual hacia el 2025.

Cabe destacar el Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en México, firmado el 5 de diciembre de 2019, en su inciso F se lee: Establecer para el 2025 las siguientes metas ambiciosas: Tasa de acopio: 70% en PET y 30%en promedio de todos los plásticos. Contenido de material reciclado 20%”.

Así como en su inciso G, se plasmó: Establecer para el 2030 las siguientes metas ambiciosas: Empaques y envases reutilizables, reciclables, compostables o aprovechables al 100%. Tasa de acopio: 80% en PET y 45% en promedio de todos los plásticos. Contenido de material reciclado 30%.

Puebla hacia la Economía Circular

Puebla genera un promedio de 5 mil 991 toneladas diarias, de las cuales apenas se están recolectando 4 mil 218 toneladas, se tiene una cobertura del 70.41 por ciento, lo que lo coloca en sexto lugar a nivel nacional; y en uno de los últimos lugares en la cobertura, sólo por arriba de Guanajuato, Chiapas y Oaxaca.

Aunque cabe señalar que el municipio de San Andrés Cholula, con el apoyo de la Universidad Ibero Puebla, se aprobó el 8 de octubre del 2020, el Reglamento para la Prevención y Gestión Integral Sustentable de los Residuos Sólidos Urbanos Generados.

En San Martín Texmelucan se cuenta con un relleno sanitario y está concesionado a la empresa Relleno Sanitarios SA de CV.; mientras que el de Huejotzingo, el cual era Intermunicipal, dejó de operar en el 2019, cuando el ayuntamiento encabezado por Carlos Morales, destacó que estaba contaminando los mantos freáticos.

En la región de San Martín Texmelucan-Huejotzingo los únicos que hacen una separación de la basura son los recolectores de basura, agrupados en Asociación de Recolectores Ave Fénix, quienes reciclan alrededor de 17 toneladas; mientras que la empresa RESA acumula aproximadamente 130 toneladas diariamente en el basurero localizado en el Ejido de Santa Catarina Hueyatzacoalco.

Planta de tratamiento del PET en Texmelucan

En México, de diez botellas que se producen sólo seis están elaboradas con material reciclado, aún falta llegar a que de las 10 botellas que se ponen a la venta, las diez se produzcan con PET reciclado.

En San Martín Texmelucan se cuentan con varias plantas que no sólo recolectan el material reciclado como el PET, sino que tiene varios procesos los cuales, quedan listos para que otras plantas utilicen el material para elaborar nuevos productos.

En este sentido, Juan Manuel Alonso, representante legal de la planta Azusa Syntamesh, comentó “somos una de las etapas más importantes, porque de eso se trata de la reutilización, muchos se quejan que las botellas de PET contaminan, pero si les damos ese giro de volverlas a utilizar las que veces que puedan ser, entonces no pueden porque tocar las botellas nuestros tiraderos”.

De ahí que resaltó que en el tema del reciclaje, los ciudadanos se están dando cuenta que en las botellas del PET hay dinero “por un lado reciclas o contribuyes a la ecología pero también puedes ganar dinero, ¿Cómo? Juntando el PET y vendiéndose a empresas como nosotros”.

Es así que en el caso de la planta Azusa Syntamesh acuden desde niños, jóvenes y personas de la tercera edad que se dedican a recolectar el PET para vendérselo, con lo cual la gente joven obtiene dinero para utilizarlo en tarjetas del celular, de videojuegos; mientras que las personas adultas es para obtener un ingreso para su manutención.

“Se llevan mil, mil doscientos pesos a la semana por que se dedican al cine por ciento y de lleno a recolectarlas; entonces lo que nosotros hemos hecho por ejemplo es llevarles un listado de cuanto (PET) nos van llevando, un listado de cuanto nos van llevando y a la semana a veces pasan por su pago”, explicó el representante de la planta Azusa Syntamesh.

Destacó que a raíz del confinamiento provocado por la pandemia, el material reciclado disminuyó por lo que para poder cumplir con sus compromisos adquiridos, tuvieron que importar el material de países como Australia, Inglaterra y Estados Unidos.

“Porque por la pandemia no estaban dejando entrar a las personas que se dedican a la separación del material, que se llaman pepenadores, así es como coloquialmente se les llama, estas personas se encargan de la separación de residuos, entre vidrio, cartón y PET”.

Al retomarse la actividad con la nueva normalidad, se empieza a retomar el reciclaje, pues incluso, señaló que no solo reciben material de la región, sino de los estados de Chiapas, Veracruz, Tabasco, traemos mucho material para ser tratado.

En este sentido, en la planta de Azusa Syntamesh, se procesa el material que fue recolectado, hacen una separación final para evitar la contaminación de materiales, se pasa a la etapa de molienda, se hace otra separación de etiqueta y tapas, concluyen con el prelavado, y lavado a base de calor y sosa cáustica, para quitar el pegamento, pinturas que tuviera la botella, impurezas, y por medio de flotación se quitan los plásticos distintos, para finalmente llegar al secado y almacenamiento para su venta, cumpliendo así con los estándares que les exigen sus clientes.

Cabe señalar que tras tratar el material reciclado, el 95 por ciento de lo que se produce se va a Estados Unidos para que terminen la etapa de reciclaje, es decir, su material se convierte en materia prima para la elaboración de otro producto.

pacas de botellas de pet recicladas texmelucan

Reciclaje de residuos industriales

De acuerdo a una empresa de la región de San Martín Texmelucan-Huejotzingo, realiza el reciclaje de residuos industriales, hacen recolección de cartón, de madera, chatarra, de metales como aluminio, bronces, cobre, del PET y la recolección de fibras en el sector textil.

Agregó que están regulados por leyes federales y estatales, por lo que, cuentan con un permiso de recolección, es que se abarata la materia prima y repercute en una disminución del precio final del producto.

Cabe señalar que este tipo de empresas se vuelven más competitivas y atractivas frente a los consumidores, además de que conlleva a un ahorro energético, ya que fabricar un producto implica más procesos, en cambio, reciclar permite el ahorro de hasta un 25 por ciento de energía.

Por otra parte, al reciclar los residuos se estará colaborando a mejorar el entorno, ayudando a que el aire sea más saludable, las aguas más limpias y que haya menos acumulación de basura, mejorando así las condiciones laborales y de salud del equipo de trabajo.

Hacia una cultura ecológica

Un análisis realizado por un equipo del Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos (IFISC, centro mixto del CSIC y la Universidad de las Islas Baleares) el cual se centró en 57 países de los cuales 5 son de América, y puso a México como uno de los que tiene el riesgo más alto de impacto ambiental, por una deficiente gestión de la basura.

Así lee en el artículo publicado en Nature Communications quien la que se ha descrito la world-wide waste web, un conjunto de redes globales de intercambio entre países queda patente de la gran asimetría existente a la horade importar y exportar residuos peligrosos entre países desarrollados y en vías de desarrollo, donde los países desarrollados exportan a los menos desarrollados más de lo que importan de ellos.

El estudio afirma que la densidad de conexiones ha disminuido entre 2001 y 2019, además de observar que muchos países se están convirtiendo o bien en exclusivamente importadores de residuos (como México), o bien en exclusivamente exportadores (como China).

Por ello, es necesario que desde nuestro propio hogar evitemos generar residuos de un solo uso y sobre todo haciendo conciencia que el cuidado al planeta es la alternativa más necesaria que tenemos en nuestras manos.

“Podría ser importante de la ciudadanía, pero muchas veces, no están bien informados de como separar o a donde llevarlas y es así donde empieza esta falta de decisión de la población de querer participar en estos centros de reciclaje o de acopio”, destacó la académica Tania Laura Espinoza.

Abundó que en el caso del municipio de San Martín Texmelucan, no se tiene un programa de separación de la basura por el contrario de juntar todos los materiales y esto hace que se contaminen y no sirvan para su reutilización.
proceso de reciclaje planta texmelucan
Mientras no tengamos una orden directa del municipio de separar los residuos, la gente no lo va hacer; muchas personas… hemos estado dispuestos a separar nuestros residuos pero llega el personal de la basura, hecha todo, lo compacta, se rompió la bolsa y ya se manchó con quien cosas más”.

Así mismo, Juan Manuel Alonso, representante legal de Azusa Syntamesh señaló que ellos ya no quieren que se llame basura sino residuo, el cual es reciclado y reutilizado, “si nosotros estamos reutilizando todos los materiales que estamos ocupando no hay necesidad de tirarlos y de generar esos grandes basureros”.

Por lo cual, precisó “nuestra idea es de generar botella por botella, si nosotros consumimos una botella de plástico que sea reciclada hasta generar esa misma botella de plástico, es decir, seguir generando desde productos vírgenes”.

Abundó que los gobiernos deben de exigir a las empresas que generan las botellas a que utilicen el mayor número de material reciclable, “es decir, que no utilicen materias vírgenes, o que utilicen menos y que utilicen en mayor proporción las resinas que provienen del reciclaje”, detalló Juan Manuel Alonso.

Aunque algunas autoridades municipales poco contribuyen, pues en algunas ocasiones lejos de ver el beneficio colectivo, el del cuidado del medio ambiente, están buscan obtener ganancias económicas personales, y son los primeros que obstruyen que se pueda apoyar en la recolección del material reciclable.

En este sentido, también juegan un papel importante los maestros quienes realizan actividades en materia ecológica, sin embargo, solo se enfocan en actividades como sembrar árboles, separar basura para reciclar, sin embargo, no hay más acciones para educar a la economía circular.

 

Comenta y Comparte, Apoya Nuestro Periodismo

Acerca de Pedro Alonso Benítez

Pedro Alonso Benítez, autor de “Hueyatzacoalco, acercándome a su historia” (2002); Mediante el Examen CENEVAL, logró la licenciatura en Periodismo. A cursado diplomados en el CIDE, COLMEX y UAM. Es corresponsal para El Sol de Puebla y miembro de la Red de Periodismo de Investigación e Incidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*