México rebasa la cifra de 100 mil personas desaparecidas

Desapariciones forzadas

Cien mil personas faltan en sus propias vidas, le faltan a sus familias, le faltan a su comunidad, le faltan a la sociedad.

Los números otorgan una dimensión a esta epidemia de violencia: de cada 100 personas que han sido desaparecidas, 75 son hombres y 25 son mujeres.

Los números le dan dimensión al desastre humano en que el país se ha sumido: de cada 100 personas desaparecidas, 17 son menores de edad; y de éstos, cuatro aún no han cumplido 12 años.

 

Toda desaparición es una catástrofe. Es una mamá que deja su propia vida para dedicarse a buscar a la hija o hijo ausentes. Es un maestro que no vuelve a dar clases. Son varios hermanos que abandonan los estudios porque les arrebataron al papá. Es una casa con un cuarto vacío, intacto, transformado en memorial. Es una milpa sin arar. Es una familia condenada a la tortura de buscar, y acosada por las enfermedades que se alimentan de la incertidumbre y la impunidad.

Las desapariciones son el miedo que se cuela como niebla y carcome el tejido social.

Habitación de Milynali Piña Pérez desaparecida a los 13 años de edad, el 14 de agosto del 2012, en Tamaulipas. Su madre, Graciela Pérez, se ha dedicado a buscarla desde entonces. Foto: Mónica González.
Habitación de Milynali Piña Pérez desaparecida a los 13 años de edad, el 14 de agosto del 2012, en Tamaulipas. Su madre, Graciela Pérez, se ha dedicado a buscarla desde entonces. Foto: Mónica González.

En México, el crimen de la desaparición no es nuevo, pero se aceleró y se convirtió en una crisis humanitaria a partir de diciembre de 2006, cuando Felipe Calderón Hinojosa lanzó su “guerra contra las drogas”. Desde ese año y hasta mayo de 2022, las cifras de personas desaparecidas tuvieron un incremento de 4,086%.

Estos casos son sólo de los que se tienen registro. Hay un número incalculable de personas desaparecidas que nunca llegaron a las estadísticas.

Las cifras han cambiado y el ritmo en que se producen también. Cada uno de los días en que Felipe Calderón gobernó al país, un promedio diario de ocho personas fueron desaparecidas. Con Enrique Peña Nieto, el número se duplicó y saltó a 16. La vorágine no ha parado. En los tres años y medio de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la cifra escaló a 25.

Y no se detiene.

Gra%CC%81fico 1. Tres sexenios de desaparicio%CC%81n
La maquinaria de las desapariciones mantiene un ritmo imparable: cada día entre el 1 de diciembre de 2006 y el 3 de mayo de 2022, cada uno de esos días, un promedio de 15 personas han desaparecido de manera inevitable.

La huella de las ausencias se ha extendido por todas partes. En la lista total de 100 mil personas desaparecidas, el 63% de los municipios del país han sido alcanzados por la mancha de la desaparición: en 1 mil 574 municipios, al menos una persona fue reportada como desaparecida y sigue sin ser localizada.

Cinco son los municipios más golpeados al tener más de dos mil registros: Guadalajara y Zapopan, en Jalisco, así como Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, en Tamaulipas.

De la “guerra sucia” a la llamada “guerra contra las drogas”
En México, la acción violenta de desaparecer gente tiene una larga historia.

Si miramos al pasado, el registro oficial arrancó con el caso de un joven, de entre 15 y 19 años, desaparecido en marzo de 1964, en el municipio de General Bravo, en Nuevo León.

Desde entonces y hasta 1990, Guerrero fue el epicentro de las desapariciones. De esa entidad era la mitad de las 920 víctimas que están registradas en ese periodo conocido como “guerra sucia”, cuando el Estado mexicano usó la desaparición como método represivo para combatir a quienes consideraba opositores y “corregir” a la población.

Contingente que el 30 de agosto de 1978 acompañó al Comité ¡Eureka! a la Cámara de Diputados, para entregar el proyecto de Ley de Amnistía para los presos, perseguidos, desaparecidos y exiliados políticos. Foto: Archivo General de la Nación.
Contingente que el 30 de agosto de 1978 acompañó al Comité ¡Eureka! a la Cámara de Diputados, para entregar el proyecto de Ley de Amnistía para los presos, perseguidos, desaparecidos y exiliados políticos. Foto: Archivo General de la Nación.

En el país nunca han dejado de desaparecer personas. En la década de los 90 se reportó la ausencia de 250. La transición política vivida en el año 2000 no llevó a que cesara esta práctica y tampoco terminó con la impunidad de la que goza este delito. En el sexenio de Vicente Fox se sumaron 819 más.

Así que antes del 2006 se acumularon, al menos, mil 989 personas de las que, hasta ahora, no se sabe dónde están.

La desaparición se instaló como una práctica cotidiana, masiva y sistemática de violencia a partir de la militarización de la seguridad pública. Durante los 15 años que lleva instalada la llamada “guerra contra las drogas”, México se convirtió en un hoyo negro. Un mapa marcado por ausencias. Una vergüenza que lesiona a toda la humanidad.

 

¿QUÉ SABEMOS SOBRE LAS PERSONAS AUSENTES Y LOS TERRITORIOS QUE HABITABAN?

En A dónde van los desaparecidos y Quinto Elemento Lab nos propusimos buscar las pocas pistas que arroja el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), a cargo de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas (CNB).

Con apoyo de la iniciativa MORLAN, se realizaron miles de descargas automatizadas de la plataforma de consulta de ese registro para intentar reconstruir con diversos fragmentos una parte de la base de datos, ya que ésta no es pública. Así pudimos descubrir los días y semanas en que ocurrieron más desapariciones y cómo esta crisis se ha extendido en cada municipio a lo largo del tiempo.

También exploramos la última base de datos disponible que realizó el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), que integra registros de personas desaparecidas que van de 1964 a junio de 2018 e incluye información sobre personas localizadas con vida o fallecidas.

La información compilada es un caleidoscopio que muestra distintos fragmentos de la desaparición en México. Para este análisis, decidimos enfocarnos en el periodo de enero del 2006 a mayo de 2022. En ese lapso de poco más de 15 años ocurrieron ocho de cada 10 desapariciones que ha registrado México.

Madres con hijos desaparecidos protestan en el Foro Internacional sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias en México en Saltillo, Coahuila, en junio del 2013. En 2009 comenzó la “epidemia” de las desapariciones en esa entidad. Foto: Mónica González.
Madres con hijos desaparecidos protestan en el Foro Internacional sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias en México en Saltillo, Coahuila, en junio del 2013. En 2009 comenzó la “epidemia” de las desapariciones en esa entidad. Foto: Mónica González.

Hay estados y municipios del país que sobresalen por ser tierra de ausencias.

Hay lugares en donde la desaparición ya forma parte del paisaje.

En algunos es más abrumador: cinco estados concentran casi el 50% de las desapariciones.

Lugares desaparicio%CC%81n
En el 2006 sólo un municipio, Guadalajara, registró 20 personas desaparecidas, el número más alto en todo el país en ese momento. A partir de ese año, este crimen comenzó a propagarse en el norte, en especial en Chihuahua, Tamaulipas y Coahuila.

Para 2007, en Ciudad Juárez el número de personas desaparecidas saltó de 13 a 68 casos. Lo ocurrido en esa frontera se replicó en otras regiones. Ese año, Culiacán y Torreón se asomaron en el mapa de personas desaparecidas con 41 y 34 registros, respectivamente.

A partir de ese momento, Torreón se instaló como lugar de peligro. Durante cinco años, ese municipio de La Laguna permaneció entre los diez con más casos. Para 2009, con sus 182 registros alcanzó niveles alarmantes.

En ese 2009, el noreste del país —Nuevo Laredo, Monterrey, Matamoros, Reynosa y Piedras Negras— comenzó a concentrar los números más altos de desapariciones. Ciudad Juárez, entonces la ciudad más mortífera del continente, mantuvo también esa tendencia.

En otras geografías, ese mismo año, Guadalajara —metrópoli que entonces tenía poco más de millón y medio de habitantes— sumó 60 personas desaparecidas, sólo un caso más que los contabilizados en Matamoros, ciudad fronteriza con la tercera parte de la población que tenía la capital de Jalisco.

En el mapa del 2009, también destacó el poco habitado municipio de Ciudad Cuauhtémoc, en Chihuahua, con 39 registros, el mismo número que presentó el municipio de Puebla, en el centro del país.

 

EL AÑO DE LA PESADILLA: 2010

El 2010 marcó el parteaguas de la violencia en México. Ese año se rompieron los límites de lo imaginable. Su estela de muerte y destrucción dejó una herida difícil de remontar.

La ruptura entre antiguos aliados, los cárteles de los Zetas y del Golfo, y la disputa por territorio, rutas y control de la población, tuvo un alto costo social: poblaciones enteras pagaron por ello.

Si un año antes ningún municipio registró más de 200 desapariciones, para 2010 hubo lugares en los que se documentaron cifras récord: esa saña se notó en Matamoros (con 397 personas que faltan) o Monterrey (con 372).

En el fragmento de 2010, entre los diez municipios con más casos apareció, por primera vez, el municipio de Durango, que registró 145.

Para observar las diferencias entre los mapas es necesario deslizar las flechas de izquierda a derecha. En 2009, los diez municipios con más personas desaparecidas fueron: Torreón (182), Piedras Negras (39), Culiacán (32), Coahuila; Nuevo Laredo (75), Matamoros (59), Reynosa (50), Tamaulipas; Monterrey (69), Nuevo León; Guadalajara, Jalisco (60); Juárez (57), Cuauhtémoc (39), Chihuahua; y Puebla (39), Puebla. En 2010, los municipios que sufrieron más este crimen fueron: Matamoros (397), Reynosa (164), Nuevo Laredo (135), Tamaulipas; Monterrey (372), Guadalupe (61), Nuevo León; Torreón (182), Saltillo (108), Piedras Negras (76), Coahuila; Durango (145), Durango; Culiacán (92) y Mazatlán (65), Sinaloa.
Para observar las diferencias entre los mapas es necesario deslizar las flechas de izquierda a derecha. En 2009, los diez municipios con más personas desaparecidas fueron: Torreón (182), Piedras Negras (39), Culiacán (32), Coahuila; Nuevo Laredo (75), Matamoros (59), Reynosa (50), Tamaulipas; Monterrey (69), Nuevo León; Guadalajara, Jalisco (60); Juárez (57), Cuauhtémoc (39), Chihuahua; y Puebla (39), Puebla. En 2010, los municipios que sufrieron más este crimen fueron: Matamoros (397), Reynosa (164), Nuevo Laredo (135), Tamaulipas; Monterrey (372), Guadalupe (61), Nuevo León; Torreón (182), Saltillo (108), Piedras Negras (76), Coahuila; Durango (145), Durango; Culiacán (92) y Mazatlán (65), Sinaloa.

La dinámica de la desaparición no observa siempre patrones predecibles. Los años siguientes el número de personas desaparecidas se estacionó, especialmente en el noreste del país. En otras regiones se empezaron a prender las alertas poco a poco. Así, se desplazó desde el norte, cruzó por el centro y se dirigió al occidente del país.

Hoy sabemos que no sólo había disputas territoriales entre organizaciones criminales; la estrategia de militarización de la seguridad pública fragmentó a los grupos armados, pulverizó equilibrios estatales y municipales, y, muchas veces, abrió camino y empoderó a nuevos grupos. Hoy se siguen pagando esas consecuencias.

La espiral de violencia adquiriría nuevas formas en 2011: las fosas clandestinas comenzaron a plagar todo el país, de manera explosiva y violenta se libró una de las disputas más sangrientas entre grupos armados en Reynosa, Nuevo Laredo y Tampico, en Tamaulipas; además de Monterrey, Nuevo León; Saltillo, Torreón y Piedras Negras, Coahuila. El efecto se resintió casi de inmediato en esas ciudades: las atrocidades se reflejaron también en los números de desapariciones, con niveles que no se habían visto antes.

La lista de diez municipios con más ausencias incluyó también a Guadalajara (113 casos) y Ciudad Cuauhtémoc (con 89).

El cierre del sexenio de Felipe Calderón mostraba las consecuencias de la política de seguridad a cargo de militares: 16 mil personas desaparecidas al concluir 2012. Ese año un municipio ocupó el primer lugar con 214 víctimas: Nuevo Laredo. Anclado en uno de los epicentros de la violencia, el calderonismo significó para este municipio una tragedia: 989 personas que, hasta ahora, no han vuelto a casa.

 

LA CRISIS DE DESAPARICIONES YA NO SE PUEDE OCULTAR

Enrique Peña Nieto llegó al poder, pero la desaparición no se alejó del noreste, y si bien se mantuvo en altas cuotas, ya no lo hizo con la misma fuerza que en años previos.

En cambio, este crimen de arrebatar personas de sus propias vidas se comenzó a generalizar en el centro y sur del país. En el Estado de México, por ejemplo, se contabilizaron un total de 332 desapariciones en 2013, aunque en 253 los datos no permiten conocer en qué municipios ocurrieron. Ese estado sobresalió a nivel nacional por su opacidad: del total de sus reportes, el 42% no especifica siquiera la fecha de los hechos.

Como si fuera un anuncio de lo que sucedió un año después, en 2013, el municipio de Iguala, en Guerrero, apareció entre los 10 con más casos reconocidos, se registraron 79 personas ausentes. Ese año también destacó Chilpancingo, con 61. Así como lo fue en las décadas de los 60 y 70.

Guerrero revivió con dolor su historia, la de las décadas de la “guerra sucia” de los años 60 y 70, cuando se convirtió en un territorio marcado por las vidas arrebatadas.

Protesta encabezada por los alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, por la desaparición en Guerrero de sus 43 compañeros. Foto: Mayolo López Gutiérrez/Obturador MX.
Protesta encabezada por los alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, por la desaparición en Guerrero de sus 43 compañeros. Foto: Mayolo López Gutiérrez/Obturador MX.

En 2014, la tormenta de ausencias ya fue imposible de contener y ocultar. La noche del 26 de septiembre de ese año 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa les fueron arrebatados al país, cuando un grupo de criminales y miembros de todas las corporaciones y fuerzas armadas se los llevaron y aún no regresan a casa.

A los estudiantes se sumaron mujeres y hombres que se sumieron en la oscuridad de Iguala: el año concluyó con 124 víctimas de desaparición en ese municipio. Pero no fue el único que resintió la ola de violencia. En Acapulco se registraron 107 desapariciones, una señal de que la disputa territorial entre diferentes grupos armados, entre ellos el Ejército, se trasladó a ese estado del Pacífico.

La violencia encuentra una lógica siniestra: cuando la desaparición de personas toca a un sitio, no lo suelta. Las pérdidas se repiten.

Para observar las diferencias entre los mapas es necesario deslizar las flechas de izquierda a derecha. En 2014, entre los municipios con más desapariciones fueron: Reynosa (139), Matamoros (110), Tampico (107), Nuevo Laredo (99), Victoria (99), Tamaulipas; Iguala (124), Acapulco (107), Guerrero; Guadalajara (112), Jalisco; Culiacán, Sinaloa (76), Juárez, Chihuahua (76) y Xalapa (74), Veracruz. En 2015, los municipios con más personas desaparecidas fueron: Culiacán (124), Mazatlán (92), Sinaloa; Nuevo Laredo (101), Matamoros (64), Reynosa (60), Tamaulipas; Zapopan (96), Guadalajara (83), Lagos de Moreno (69), Jalisco; Hermosillo (93), Sonora; Juárez (75), Chihuahua y Acapulco (68), Guerrero.
Para observar las diferencias entre los mapas es necesario deslizar las flechas de izquierda a derecha. En 2014, entre los municipios con más desapariciones fueron: Reynosa (139), Matamoros (110), Tampico (107), Nuevo Laredo (99), Victoria (99), Tamaulipas; Iguala (124), Acapulco (107), Guerrero; Guadalajara (112), Jalisco; Culiacán, Sinaloa (76), Juárez, Chihuahua (76) y Xalapa (74), Veracruz. En 2015, los municipios con más personas desaparecidas fueron: Culiacán (124), Mazatlán (92), Sinaloa; Nuevo Laredo (101), Matamoros (64), Reynosa (60), Tamaulipas; Zapopan (96), Guadalajara (83), Lagos de Moreno (69), Jalisco; Hermosillo (93), Sonora; Juárez (75), Chihuahua y Acapulco (68), Guerrero.

Las instantáneas de las desapariciones permanecieron casi intactas de 2015 a 2016: las tres ciudades fronterizas de Tamaulipas mantuvieron números altos. Y la metástasis en Jalisco era evidente: Guadalajara, Lagos de Moreno, Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga registraron anualmente entre 69 y 108 nuevos casos. Además, lugares como el municipio de Puebla; Ahome, Sinaloa; Ciudad Juárez, Chihuahua, y Hermosillo, Sonora, registraron más de 90.

 

2017. DEL NOROESTE AL CENTRO

El país registró 23 mil 79 homicidios en 2017. Una cifra que rebasó en 31% a los que se contabilizaron un año antes. Ese incremento en la violencia también se notó en las desapariciones. Ese año terminó al menos con 7 mil 900 personas ausentes, casi 2 mil más que las contabilizadas en 2016.

El 2017 se vivió un pico de violencia. Municipios tamaulipecos —como Reynosa, Nuevo Laredo y Matamoros— registraron entre 152 y 362 desapariciones. También destacó Hermosillo con 263; y la capital de Puebla con 242.

Y aunque este crimen siguió arrebatando a personas en el norte del país, en lugares como el puerto de Veracruz, donde la dinámica también se hizo inocultable: ahí 143 personas fueron desaparecidas en 2018.

Veracruz es uno de los casos que resulta complejo abordar. Sus dinámicas violentas aparecen poco en este análisis porque uno de cada tres de los registros de desapariciones carecen de la fecha en que sucedieron. De ese tamaño era el desdén oficial.

La crisis en Jalisco se potencializó. La entidad vivió los efectos ya conocidos en el noreste. La disputa de grupos criminales por el territorio se intensificó y durante 2019 y 2020 los municipios del Área Metropolitana de Guadalajara se ubicaron entre los diez con más desapariciones en todo el país. Las más de 280 personas desaparecidas cada año en Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco —este último con menos de 200 mil habitantes— lo entronizaron como un estado-problema.

 

NUEVOS SITIOS GOLPEADOS POR LA DESAPARICIÓN

Terminó el 2018 y el acumulado histórico de personas desaparecidas en el país era de 54 mil 500; esta cifra no incluye aquellas denuncias en las que las autoridades no registraron las fechas de la desaparición.

A finales de ese 2018, la presidencia del país cambió de partido con Andrés Manuel López Obrador. Las desapariciones continuaron: en el 2019 se sumaron, por lo menos, 9 mil 200 personas más.

En 2020, la lista de 10 municipios con más desapariciones incluyó otra vez lugares del Área Metropolitana de Guadalajara, pero también tocó a municipios con ciudades capitales: Hermosillo, Culiacán, y Monterrey. Cada uno aportó más de 120 personas. En esa estadística de terror aparecieron dos alcaldías de la Ciudad de México: Gustavo A. Madero e Iztapalapa, cada una con poco más de un centenar de registros de desapariciones recién perpetradas.

En el caleidoscopio de fragmentos se observa que hubo lugares en los que, de un año a otro, la desaparición dejó de ser un delito aislado para transformarse en un terremoto con distintos epicentros. Eso sucedió en el estado de Zacatecas durante 2021. Ese año, Fresnillo registró 163 casos; y eso que desde un año antes, con 46 personas ausentes, las cifras ya eran preocupantes.

Zacatecas es hoy la nueva meca de la desgracia.

Martha Angélica Martínez y José Guadalupe Beltrán, padres de Sergio Orlando Beltrán Martínez, desaparecido a los 19 años, el 7 de junio del 2017 en el centro histórico de Zacatecas.. Abril 2022, Guadalupe, Zacatecas.
Martha Angélica Martínez y José Guadalupe Beltrán, padres de Sergio Orlando Beltrán Martínez, desaparecido a los 19 años, el 7 de junio del 2017 en el centro histórico de Zacatecas.. Abril 2022, Guadalupe, Zacatecas.

Entre los municipios que han tenido ese tipo de repuntes en casos de personas sin localizar destaca Ecatepec, en el Estado de México. En 2019 tuvo seis desapariciones. En 2020 el número se elevó a 69 y en 2021 alcanzó las 137; de éstas 51 son mujeres.

El fragmento de los dos primeros meses de 2022 recuerda, una vez más, que la Ciudad de México no es territorio aislado de lo que pasa en el resto del país: Iztapalapa y la Gustavo A. Madero son las alcaldías que más casos registraron en ese lapso, con 29 y 27 casos, respectivamente.

Otras geografías destacan en lo que va de 2022. Cuernavaca, Morelos, en donde este delito ya era un problema (como se reflejó en 2016 con el descubrimiento de las fosas de Tetelcingo, cavadas por el propio gobierno), otra vez comenzó a tomar vuelo: hasta el corte acumuló 29 desapariciones.

Lo mismo sucede con el municipio de Benito Juárez, donde está Cancún, en los dos primeros meses del 2022, al menos 33 personas ingresaron a las listas de la vergüenza nacional.

 

UN DELITO QUE TOMA FUERZA

El caleidoscopio del registro oficial permite conocer otros municipios donde, de un año a otro, las denuncias llegaban como por goteo hasta convertirse en un tsunami. Entre esos casos están Mazatlán (2009-2010); Tijuana (2015-2016); Lagos de Moreno (2014-2015); y las alcaldías Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo e Iztapalapa (2018–2019).

Tepic es un caso que muestra el oscuro panorama que deja la unión entre las estructuras políticas y criminales. De seis desapariciones que ese municipio registró en 2016 aumentó casi a 100 en 2017, lo que representa casi mil 533% en un año.

El repunte en la capital de Nayarit ocurrió en este contexto: en febrero de 2017, Juan Francisco Patrón Sánchez, conocido como el H2 y vinculado al Cártel de Los Beltrán Leyva, fue asesinado durante un enfrentamiento con la Marina. Un mes después, el Fiscal del Estado, Édgar Veytia fue detenido en San Diego, Estados Unidos, acusado de pertenecer a una red de tráfico de drogas. Y en junio, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenecía el gobernador Roberto Sandoval —detenido en julio de 2021 por operaciones con recursos de procedencia ilícita—, perdió las elecciones a la gubernatura del estado.

Torbellinos

¿DÓNDE SE CONCENTRÓ LA DESOLACIÓN?

Pobladores de lugares como Matamoros están entre los que han padecido por más largas e intensas temporadas las desapariciones: durante 13 años consecutivos el municipio que habitan se ubicó dentro los diez primeros con más víctimas. En 2010, por ejemplo, 70 personas desaparecieron por cada 100 mil personas. Y cada año llegó con su propia intensidad.

Fue justo en ese 2010 cuando este crimen se ensañó con la población de varias regiones tamaulipecas que no figuran en el gran mapa nacional porque tienen menor población, pero que sobresalen cuando se hace un acercamiento. Ciudad Mier, por ejemplo, rompió un récord hasta ahora no superado de 413 habitantes desaparecidos por cada 100 mil. De igual manera otros rincones de México han quedado invisibilizados en la estadística nacional aunque padecieron mucho.

 

AUMENTA LA DESAPARICIÓN DE MUJERES

La primera desaparición registrada de una mujer ocurrió en agosto de 1968, en el municipio de Texcalyacac, Estado de México. Tenía 60 años. En las cinco décadas transcurridas desde entonces, 24 mil 750 mujeres más engrosaron la lista de desaparecidas.

Desde los años 70 hasta la actualidad, el panorama para las mujeres ha empeorado y se ha acentuado en las jóvenes: una cuarta parte de las desaparecidas entre 2006 y 2022 tienen entre 15 y 19 años.

El Estado de México es la entidad más peligrosa para las mujeres; con sus más de 2 mil 600 casos concentra el 14% del total de las que son buscadas a nivel nacional. A diferencia del resto del país, las desapariciones de mujeres ahí casi se equiparan a las de los hombres: de cada 10 víctimas, cuatro son mujeres.

En Tamaulipas, Nuevo León y Jalisco, respectivamente, hay más de mil 500 mujeres reportadas con paradero desconocido.

Los datos y el mapa muestran que son más los hombres desaparecidos, pero si se mira cómo ha evolucionado el fenómeno criminal es evidente que para ellas se ha incrementado el peligro: en 2006 la lista de víctimas contaba con 71, para febrero de 2022 llegó a 19 mil 813.

Gra%CC%81fico 4. Mujeres y hombres ante la tragedia
El 2017 destacó por su violencia con 2 mil mujeres desaparecidas.

A partir del año de la pandemia, 2020, la desaparición de mujeres no ha dado tregua.

En 2021, en promedio, siete mujeres desaparecieron por día.

En la geografía de la desaparición femenina destacan municipios como Puebla, Hermosillo y Zapopan.

Algunos de los lugares donde la cifra de víctimas tuvo un abrupto incremento de un año a otro —lo cual tendría que prender todas las alarmas— son: el municipio de Puebla (se reflejó en 2016); Ecatepec (en 2017); Hermosillo (en 2017); Iztapalapa (en 2020) Zacatecas y Tepic (en 2021).

Gra%CC%81fico 5. Sitios donde hubo una explosio%CC%81n de desapariciones de mujeres
¿CUÁNTAS PROBABILIDADES HAY DE QUE UNA PERSONA SEA LOCALIZADA?

No toda persona reportada como desaparecida está condenada a nunca volver a casa: por cada 100 reportes, 60 personas son localizadas y 40 siguen sin ser localizadas. Con los fragmentos del registro nacional que hasta hoy están disponibles no es posible conocer si las autoridades las buscaron, las rescataron o las personas regresaron solas, o bajo qué circunstancias se dieron las localizaciones.

Lo que sí podemos conocer es que de esas 59 personas localizadas, a 55 se les encuentra vivas y a cuatro sin vida.

En cuanto a las probabilidades de que una persona sea localizada cuenta mucho la edad, el género, la región y los años en los que ocurre la desaparición.

Los datos obtenidos para esta investigación permiten sacar algunas conclusiones:

En la pintura más general, Campeche, Aguascalientes, Yucatán y Oaxaca se distinguen porque el 90% de las personas reportadas como desaparecidas son localizadas. En el extremo contrario está Coahuila, donde sólo aparecen 17 de cada 100.

Tlaxcala se destaca por ser el estado con menos reportes: sólo tiene 227 desde 2006; pero tiene el porcentaje más alto de localizaciones sin vida: 11% (25 personas). Le sigue Sinaloa, donde mil 132 personas que estaban como desaparecidas fueron encontradas sin vida, esto es el 10.5% de todos sus reportes.

Las mujeres tienen más probabilidad de regresar que los hombres, pero esto también cambia según el estado: en Coahuila, Nayarit, Veracruz y Zacatecas más de la mitad de las mujeres sigue sin aparecer.

Gra%CC%81fico 6. Quie%CC%81nes aparecen y co%CC%81mo

TERRITORIOS PELIGROSOS PARA HOMBRES

En el caso de los hombres, la desaparición afecta de manera más implacable a quienes tienen entre 25 a 29 años. Ese grupo representa el 14% del total de 74 mil 478 hombres que nunca volvieron.

En la geografía nacional, en algunos territorios sólo hay hombres desaparecidos; lugares en los que, hasta ahora, no se reportaron a mujeres, o bien, ellas ya fueron localizadas y salieron de las estadísticas.

Hasta febrero de 2022, los municipios donde sólo hay hombres desaparecidos son:

Gra%CC%81fico 7. Cuanto las vi%CC%81ctimas son so%CC%81lo hombres

UN DELITO QUE TAMBIÉN TOCA A NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

A partir de 2006, cada año en promedio 194 niñas y niños menores de 12 años desaparecieron en el país.

Brandon Esteban Acosta Herrera tenía ocho años cuando, en la carretera Saltillo-Monterrey, un comando armado lo desapareció a él, a su papá y a dos de sus tíos. Eso sucedió en agosto de 2009, desde entonces su madre no ha dejado de buscarlo. Ese año, por lo menos 63 niños y niñas en el país se sumaron a la lista de desaparecidos.

Y vendrían tiempos peores. A partir de 2020, en las gráficas comenzó a dibujarse un marcado aumento en la desaparición de niñas y niños con menos de 12 años: si el 2019 cerró con alrededor de 284 casos, un año después el número llegó a poco más de 448.

La cifra anual más alta corresponde al 2021. Poco más de 550 infantes desaparecieron ese año y continúan sin ser localizados.

No se sabe cuántas son sustracciones parentales o cuántos fueron arrebatados de sus hogares por personas desconocidas. El registro no permite saberlo y tampoco las causas de estos hechos.

Aunque las víctimas pueden ser desde recién nacidas, uno de los grupos de edad con más riesgo son los de entre 13 y 17 años. Poco más de 10 mil 400 adolescentes de ese rango de edad desaparecieron, lo que representa el 12.5% de todas las personas desaparecidas en México a partir del 2006.

En la adolescencia, el género marca diferencias notables:

Mientras que a la edad de 11 años, las niñas y los niños desaparecen casi por igual; entre los 13 y hasta los 16 años a hombres y a mujeres los separa un abismo. Las adolescentes superan en desapariciones a sus pares masculinos, en algunos casos incluso la cifra es casi dos veces mayor.

En el Estado de México, por ejemplo, mientras hay poco más de 377 hombres de entre 12 y 17 años desaparecidos, el número de mujeres de la misma edad rebasa los 985.

Después de los 17 años esa tendencia se interrumpe, la lógica se invierte de manera marcada y se comienza a dibujar el paisaje de un país en el que una mayoría de hombres, principalmente jóvenes entre 25 y 29 años, son desaparecidos.

¿Por qué desaparecen más hombres en estas edades? No hay respuestas claras. La impunidad que prevalece y la falta de investigaciones no ayuda a tenerlas. Algunas de esas explicaciones podrían encontrarse en los reclutamientos forzados o voluntarios con distintos fines, o el exterminio a los considerados potenciales enemigos, el control de territorios o el instalar el miedo entre la población. También habrá algunos que se vayan de casa y desean no ser localizados.

Gra%CC%81fico 8. La vulnerabilidad de las adolescentes

CIRCUNSTANCIAS DE LA DESAPARICIÓN

¿Cómo desaparece la gente en México? ¿Qué se explica en el registro oficial sobre el contexto de su desaparición? ¿Cómo se clasifican las ausencias de las personas que faltan en los hogares en este país? ¿Cómo llenan los registros los funcionarios que atienden las denuncias?

En los datos que analizamos para esta investigación hay un fragmento de 17 mil 95 registros de personas desaparecidas —de enero de 2006 a febrero de 2022— en los que se escribieron algunas pistas de las circunstancias en las que se dan estos delitos. Las narrativas mencionan los últimos lugares en donde se miró a la persona, son escuetos contextos que enmarcan esas ausencias.

Por ejemplo, se mencionan frases como: “se trasladaba” a su domicilio, a su trabajo o estaba en el trayecto entre una comunidad y otra, o viajaba por carretera o rumbo a Estados Unidos. A esa circunstancia corresponden el 15% de los casos.

La mayoría de estos sucesos quedan envueltos en una nebulosa y las referencias de cómo ocurrió son escuetas: “Se le vio en su domicilio”, “salió de casa y ya no regresó” o, simplemente, “último contacto vía telefónica o mensaje de texto”. Estos casos suman 10 mil 567, que representan el 62% de las endebles explicaciones.

Hubo quienes antes de perder contacto mencionaron que tenían problemas familiares y, de pronto, sin más, no volvieron a ser vistos. Es la situación del 3.2%.

En la minoría de los registros (2 mil 546), los datos son más precisos. En esos hubo testigos que vieron la acción directa en la que, por la fuerza, se privó a la gente de su libertad. En ese grupo están aquellos sobre quienes se señala que personas armadas las sacaron de su casa o interceptaron en la calle, fueron secuestrados, llevados por una corporación policiaca o militar, o que nunca salieron de una agencia del Ministerio Público.

Las últimas dos circunstancias, en las que se menciona la participación de funcionarios públicos, enmarcan desapariciones forzadas: el estado convertido en criminal. Esos 295 registros representan el 1.7%.

Estos relatos fragmentados de las circunstancias en las que desaparecen las personas en México son también zonas grises en donde se diluyen responsabilidades. El territorio común es la incertidumbre que impide saber por dónde comenzar a buscar.

Y las autoridades tampoco ayudan.

María del Tránsito Martínez Mosqueda, muestra una foto de su hijo Gerardo, quien desapareció cuando viajaba en un autobús por Tamaulipas, en abril del 2011. Cortesía.
María del Tránsito Martínez Mosqueda, muestra una foto de su hijo Gerardo, quien desapareció cuando viajaba en un autobús por Tamaulipas, en abril del 2011. Cortesía.

DESAPARICIONES MASIVAS

México es un país en donde no es extraordinario que grupos completos de diez o más personas sean capturadas. Desde 2006, se han registrado 26 eventos masivos: el último fue el 2 de diciembre de 2021 en Tepic. Ese día desaparecieron 14 personas que siguen sin ser encontradas.

De lo que sabemos sobre estas desapariciones masivas —gracias a información de los colectivos de familias buscadoras— es que muchas veces las víctimas son personas que estaban en tránsito por el país o pasaban por regiones controladas por grupos armados, sino es que habitaban lugares en disputa. También se dan casos en los que eran profesionistas que dominaban una actividad —ingenieros en telecomunicaciones, por ejemplo— que muchas veces es mano de obra codiciable en la disputa por el control del territorio. O simplemente eran hombres, jóvenes, en edad de ser reclutables.

Estos han sido hasta ahora los cinco eventos con la mayor cantidad de personas desaparecidas:

Iguala, Guerrero 26 de septiembre de 2014
Los registros oficiales dan cuenta de 47 personas de las que no se sabe nada desde ese día, incluidos los 43 estudiantes de Ayotzinapa que fueron desaparecidos en un suceso que aún sigue siendo investigado por las autoridades federales.

Reynosa, Tamaulipas 7 de marzo de 2019
31 personas desaparecieron en esa jornada, según la contabilidad oficial. Ese día comandos secuestraron a decenas de migrantes que viajaban en un autobús que había partido de Tampico.

Zacatecas capital 26 de febrero de 2021
Un total de 28 personas desaparecidas fueron registradas ese día; la prensa local no registró un evento particular ese día, pero en las jornadas previas desapareció gente en los municipios de Fresnillo, Guadalupe y Monte Escobedo.

San Luis Potosí capital 17 de marzo de 2010
20 personas desaparecidas ese día de acuerdo a cifras oficiales; un autobús de la empresa Pirasol salió del municipio Xilitla con más de 30 personas que presuntamente fueron interceptadas por policías en Valadeces, Tamaulipas.

Sabinas, Coahuila 13 de marzo de 2011
Desaparecieron 16 personas ese día según el reporte oficial aunque no hay registros de sucesos en la prensa local. Cinco días después, en la cercana población de Allende sicarios de Los Zetas masacraron a cientos de personas.

 

LAS SEMANAS DEL TERROR

La desaparición de personas no siempre es a cuentagotas.

Los datos del registro oficial muestran que en México hay lapsos en los que la desaparición pareció ser una epidemia que se presentó en forma repentina y generalizada en ciertas regiones; semanas en este delito se desató como tormenta y tuvo varios polos al mismo tiempo.

La información oficial permite identificar “temporadas de terror” en las que pudieron haber ocurrido prácticas criminales de leva o venganzas masivas contra personas de grupos “enemigos”. Las semanas con oleadas de desapariciones se localizaron en corredores de violencia que abarcan varios municipios o tuvieron reflejos en diversos estados. En todo caso, las víctimas siguen sin ser encontradas.

Gra%CC%81fico 9. Olas de desaparicio%CC%81n

TERRITORIOS SILENCIADOS

Así como sucedieron semanas de terror, también ocurrieron lapsos de silencio, periodos en los que no se pudo denunciar (y quizás aún no se puede) ante las autoridades los hechos recién ocurridos. En ciertas zonas dominadas por el silencio la gente tuvo que callar el dolor de que le arrebataran a algún ser querido, y esperar meses, incluso años, para poder reportarlo.

<

El registro oficial de desapariciones actual no permite identificar cuándo y dónde se produjeron esos silencios, pero sí es posible hacerlo si se analiza la base de datos del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), cuyos registros llegaron hasta junio de 2018.

De ahí se desprende que de 2010 a 2012 el silencio fue la regla en sitios del noreste del país, especialmente en Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León.

El temor marcó a 447 municipios azotados por la violencia, en donde las familias denunciaron la desaparición sólo hasta que transcurrieron uno, dos o tres años.

No es posible saber en cuáles y cuántos casos las autoridades impidieron que se hicieran las denuncias, no las registraron o las víctimas no las realizaron pues desconfiaban de las propias autoridades; sabían que eran partícipes o perpetradores directos de la desaparición.

Las leyes del silencio no son estáticas, cambian según el tiempo, o de las estrategias de control poblacional de los distintos perpetradores de la violencia. La censura opera todavía. Las autoridades no han hecho nada para proteger a quienes denuncian y garantizar su derecho a notificar la ausencia de sus seres queridos y a pedir que sean buscados. Al menos 16 familiares han sido asesinados por buscar.

Gra%CC%81fico 10. Territorios silenciados municipios con ma%CC%81s personas desaparecidas reportadas un an%CC%83o o despue%CC%81s de haber ocurrido

EN ESTE MOMENTO, ALGUIEN DESAPARECE

México lleva más de medio siglo sumando a sus estadísticas personas desaparecidas.

Mientras un joven, de entre 15 y 19 años, desaparecido en Nuevo León, en 1964, fue el primero en ese infame registro; esta vergonzosa lista no ha dejado de crecer, de acumular nombres e historias de ausencias que no son normales, que no deberían de serlo.

El lunes 16 de mayo de 2022 México rebasó las 100 mil personas desaparecidas.

Estos no son sólo números, son historias de vidas humanas cuyas ausencias generan un dolor que no puede ser sanado con el tiempo. Que afectarán no sólo a ésta, también a las siguientes generaciones.

Llegamos a las 100 mil desapariciones cuando fueron sumadas al registro tres personas: dos hombres y una mujer. Un adolescente de 17 años a quien se le dejó de ver en Saltillo, Coahuila; otro muchacho de 22 años que estaba en Ayapango, Estado de México; una joven de 29 años a quien no localizan en la Ciudad de México, la buscan en la alcaldía Venustiano Carranza. Sus familias seguramente recorren ahora mismo los laberintos de la burocracia creados para cansar o enloquecer a quien busca, esos sinuosos caminos llenos de puertas falsas y engañosas promesas que otras ya transitaron.

Las tragedias agregadas a ese doloroso recuento de ausencias no cesarán hasta que termine la impunidad que cobija a estos crímenes. Hasta que en México se respete el derecho a nunca ser desaparecido. Y quienes faltan regresen a casa.

Madres que buscan a sus hijas e hijos desaparecidos a punto de comenzar una búsqueda en Morelos. Foto: Lucía Flores
Madres que buscan a sus hijas e hijos desaparecidos a punto de comenzar una búsqueda en Morelos. Foto: Lucía Flores

 

Fuente: adondevanlosdesaparecidos.org

¿Economía Circular en la región de San Martín Texmelucan-Huejotzingo?

botella de pet reciclaje

 

Por Pedro Alonso
La región de San Martín Texmelucan y Huejotzingo cuenta con empresas que reciclan diversos materiales principalmente el PET, cartón y otros en el que destacan los desechos industriales que ayudan no sólo al cuidado del medio ambiente, sino que sirve como un generador de recursos económicos para familias que se dedican a la recolección.

Puebla no se ha destacado por el aprovechamiento de los residuos, ante la falta la Ley Estatal en Reciclaje Inclusivo, así como la falta de programas de educación ambiental tanto en escuelas como los mismos gobiernos tanto estatal como municipales para estimular el reciclaje y con ello la economía circular.

Y es que en México por décadas se implementó el modelo lineal de producción y consumo, lo que generó problemas ambientales, por lo que, ante un panorama de sólo depositar la basura, desde 1966 se promueve una economía circular en los procesos de producción.

En este sentido, la catedrática del Instituto Tecnológico Superior de San Martín Texmelucan, Tania Laura Espinoza, quien forma parte de la carrera Ingeniería Ambiental, precisó que con la economía circular: «se pretende extraer, producir, reducir, reutilizar, reciclar y entonces desechar; además de que se pretende, que los productos, los insumos, que se ocupan, estén de manera sustentable como biodegradable o que se puedan reincorporar más fácil a la naturaleza».

En nuestro país, apenas en noviembre del 2021, el Senado de la República aprobó el proyecto de decreto por el que se expide la Ley General de Economía Circular, con lo cual se busca que el valor de los productos, materiales y recursos se mantengan vigentes dentro del ciclo económico durante el mayor tiempo posible, para así reducir al mínimo la generación de residuos.

De acuerdo al Diagnóstico Básico para la Gestión Integral de los Residuos, el reciclaje no es economía circular, sino que esté último concepto se caracteriza por ser restaurativa y regenerativa como fin, y se trata de que, en todo momento, los productos, componentes y materias mantengan su utilidad y valor máximo, así como que se distinga entre ciclos técnicos y biológicos.

Un ejemplo de economía del reciclaje es ECOCE, mientras que PETSTAR con su modelo botella a botella es un ejemplo exitoso de Economía Circular, ya que el modelo consiste en fabricar botellas de PET usando solo PET reciclado.

Aunque para la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac) de acuerdo a su estudio cuantitativo, destacó que en el 2021 México recicló un millón 913 mil toneladas de residuos plásticos, posicionándolo como uno de los principales países en materia de acciones de economía circular en América Latina.

Para la Anipac la industria del plástico aporta casi 3 por ciento del PIB manufacturero. En México existen 5 de las cuales 100 empresas del ramo generan un millón de empleos directos e indirectos. En 2022, la industria estima crecer 4.2 por ciento y mantener un nivel similar anual hacia el 2025.

Cabe destacar el Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en México, firmado el 5 de diciembre de 2019, en su inciso F se lee: Establecer para el 2025 las siguientes metas ambiciosas: Tasa de acopio: 70% en PET y 30%en promedio de todos los plásticos. Contenido de material reciclado 20%”.

Así como en su inciso G, se plasmó: Establecer para el 2030 las siguientes metas ambiciosas: Empaques y envases reutilizables, reciclables, compostables o aprovechables al 100%. Tasa de acopio: 80% en PET y 45% en promedio de todos los plásticos. Contenido de material reciclado 30%.

Puebla hacia la Economía Circular

Puebla genera un promedio de 5 mil 991 toneladas diarias, de las cuales apenas se están recolectando 4 mil 218 toneladas, se tiene una cobertura del 70.41 por ciento, lo que lo coloca en sexto lugar a nivel nacional; y en uno de los últimos lugares en la cobertura, sólo por arriba de Guanajuato, Chiapas y Oaxaca.

Aunque cabe señalar que el municipio de San Andrés Cholula, con el apoyo de la Universidad Ibero Puebla, se aprobó el 8 de octubre del 2020, el Reglamento para la Prevención y Gestión Integral Sustentable de los Residuos Sólidos Urbanos Generados.

En San Martín Texmelucan se cuenta con un relleno sanitario y está concesionado a la empresa Relleno Sanitarios SA de CV.; mientras que el de Huejotzingo, el cual era Intermunicipal, dejó de operar en el 2019, cuando el ayuntamiento encabezado por Carlos Morales, destacó que estaba contaminando los mantos freáticos.

En la región de San Martín Texmelucan-Huejotzingo los únicos que hacen una separación de la basura son los recolectores de basura, agrupados en Asociación de Recolectores Ave Fénix, quienes reciclan alrededor de 17 toneladas; mientras que la empresa RESA acumula aproximadamente 130 toneladas diariamente en el basurero localizado en el Ejido de Santa Catarina Hueyatzacoalco.

Planta de tratamiento del PET en Texmelucan

En México, de diez botellas que se producen sólo seis están elaboradas con material reciclado, aún falta llegar a que de las 10 botellas que se ponen a la venta, las diez se produzcan con PET reciclado.

En San Martín Texmelucan se cuentan con varias plantas que no sólo recolectan el material reciclado como el PET, sino que tiene varios procesos los cuales, quedan listos para que otras plantas utilicen el material para elaborar nuevos productos.

En este sentido, Juan Manuel Alonso, representante legal de la planta Azusa Syntamesh, comentó “somos una de las etapas más importantes, porque de eso se trata de la reutilización, muchos se quejan que las botellas de PET contaminan, pero si les damos ese giro de volverlas a utilizar las que veces que puedan ser, entonces no pueden porque tocar las botellas nuestros tiraderos”.

De ahí que resaltó que en el tema del reciclaje, los ciudadanos se están dando cuenta que en las botellas del PET hay dinero “por un lado reciclas o contribuyes a la ecología pero también puedes ganar dinero, ¿Cómo? Juntando el PET y vendiéndose a empresas como nosotros”.

Es así que en el caso de la planta Azusa Syntamesh acuden desde niños, jóvenes y personas de la tercera edad que se dedican a recolectar el PET para vendérselo, con lo cual la gente joven obtiene dinero para utilizarlo en tarjetas del celular, de videojuegos; mientras que las personas adultas es para obtener un ingreso para su manutención.

“Se llevan mil, mil doscientos pesos a la semana por que se dedican al cine por ciento y de lleno a recolectarlas; entonces lo que nosotros hemos hecho por ejemplo es llevarles un listado de cuanto (PET) nos van llevando, un listado de cuanto nos van llevando y a la semana a veces pasan por su pago”, explicó el representante de la planta Azusa Syntamesh.

Destacó que a raíz del confinamiento provocado por la pandemia, el material reciclado disminuyó por lo que para poder cumplir con sus compromisos adquiridos, tuvieron que importar el material de países como Australia, Inglaterra y Estados Unidos.

“Porque por la pandemia no estaban dejando entrar a las personas que se dedican a la separación del material, que se llaman pepenadores, así es como coloquialmente se les llama, estas personas se encargan de la separación de residuos, entre vidrio, cartón y PET”.

Al retomarse la actividad con la nueva normalidad, se empieza a retomar el reciclaje, pues incluso, señaló que no solo reciben material de la región, sino de los estados de Chiapas, Veracruz, Tabasco, traemos mucho material para ser tratado.

En este sentido, en la planta de Azusa Syntamesh, se procesa el material que fue recolectado, hacen una separación final para evitar la contaminación de materiales, se pasa a la etapa de molienda, se hace otra separación de etiqueta y tapas, concluyen con el prelavado, y lavado a base de calor y sosa cáustica, para quitar el pegamento, pinturas que tuviera la botella, impurezas, y por medio de flotación se quitan los plásticos distintos, para finalmente llegar al secado y almacenamiento para su venta, cumpliendo así con los estándares que les exigen sus clientes.

Cabe señalar que tras tratar el material reciclado, el 95 por ciento de lo que se produce se va a Estados Unidos para que terminen la etapa de reciclaje, es decir, su material se convierte en materia prima para la elaboración de otro producto.

pacas de botellas de pet recicladas texmelucan

Reciclaje de residuos industriales

De acuerdo a una empresa de la región de San Martín Texmelucan-Huejotzingo, realiza el reciclaje de residuos industriales, hacen recolección de cartón, de madera, chatarra, de metales como aluminio, bronces, cobre, del PET y la recolección de fibras en el sector textil.

Agregó que están regulados por leyes federales y estatales, por lo que, cuentan con un permiso de recolección, es que se abarata la materia prima y repercute en una disminución del precio final del producto.

Cabe señalar que este tipo de empresas se vuelven más competitivas y atractivas frente a los consumidores, además de que conlleva a un ahorro energético, ya que fabricar un producto implica más procesos, en cambio, reciclar permite el ahorro de hasta un 25 por ciento de energía.

Por otra parte, al reciclar los residuos se estará colaborando a mejorar el entorno, ayudando a que el aire sea más saludable, las aguas más limpias y que haya menos acumulación de basura, mejorando así las condiciones laborales y de salud del equipo de trabajo.

Hacia una cultura ecológica

Un análisis realizado por un equipo del Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos (IFISC, centro mixto del CSIC y la Universidad de las Islas Baleares) el cual se centró en 57 países de los cuales 5 son de América, y puso a México como uno de los que tiene el riesgo más alto de impacto ambiental, por una deficiente gestión de la basura.

Así lee en el artículo publicado en Nature Communications quien la que se ha descrito la world-wide waste web, un conjunto de redes globales de intercambio entre países queda patente de la gran asimetría existente a la horade importar y exportar residuos peligrosos entre países desarrollados y en vías de desarrollo, donde los países desarrollados exportan a los menos desarrollados más de lo que importan de ellos.

El estudio afirma que la densidad de conexiones ha disminuido entre 2001 y 2019, además de observar que muchos países se están convirtiendo o bien en exclusivamente importadores de residuos (como México), o bien en exclusivamente exportadores (como China).

Por ello, es necesario que desde nuestro propio hogar evitemos generar residuos de un solo uso y sobre todo haciendo conciencia que el cuidado al planeta es la alternativa más necesaria que tenemos en nuestras manos.

“Podría ser importante de la ciudadanía, pero muchas veces, no están bien informados de como separar o a donde llevarlas y es así donde empieza esta falta de decisión de la población de querer participar en estos centros de reciclaje o de acopio”, destacó la académica Tania Laura Espinoza.

Abundó que en el caso del municipio de San Martín Texmelucan, no se tiene un programa de separación de la basura por el contrario de juntar todos los materiales y esto hace que se contaminen y no sirvan para su reutilización.
proceso de reciclaje planta texmelucan


Mientras no tengamos una orden directa del municipio de separar los residuos, la gente no lo va hacer; muchas personas… hemos estado dispuestos a separar nuestros residuos pero llega el personal de la basura, hecha todo, lo compacta, se rompió la bolsa y ya se manchó con quien cosas más”.

Así mismo, Juan Manuel Alonso, representante legal de Azusa Syntamesh señaló que ellos ya no quieren que se llame basura sino residuo, el cual es reciclado y reutilizado, “si nosotros estamos reutilizando todos los materiales que estamos ocupando no hay necesidad de tirarlos y de generar esos grandes basureros”.

Por lo cual, precisó “nuestra idea es de generar botella por botella, si nosotros consumimos una botella de plástico que sea reciclada hasta generar esa misma botella de plástico, es decir, seguir generando desde productos vírgenes”.

<

Abundó que los gobiernos deben de exigir a las empresas que generan las botellas a que utilicen el mayor número de material reciclable, “es decir, que no utilicen materias vírgenes, o que utilicen menos y que utilicen en mayor proporción las resinas que provienen del reciclaje”, detalló Juan Manuel Alonso.

Aunque algunas autoridades municipales poco contribuyen, pues en algunas ocasiones lejos de ver el beneficio colectivo, el del cuidado del medio ambiente, están buscan obtener ganancias económicas personales, y son los primeros que obstruyen que se pueda apoyar en la recolección del material reciclable.

En este sentido, también juegan un papel importante los maestros quienes realizan actividades en materia ecológica, sin embargo, solo se enfocan en actividades como sembrar árboles, separar basura para reciclar, sin embargo, no hay más acciones para educar a la economía circular.

 

Este fue el resultado de la auditoria a Juan Hernández Landeros, operador político de Lizeth Sánchez

juan landeroz lizeth sanchez secretaria bienestar

Pedro Alonso
Productos a punto de caducar y marcas que no estaban contempladas en el contrato, entregó la empresa Comercializadora Diskraf del Centro S. de R.L de C.V. a la Secretaría del Bienestar del estado de Puebla, para las unidades móviles alimentarias que se utilizarían en caso de una contingencia volcánica en el 2019, así se desprende de una auditoría realizada en septiembre de ese mismo año por la Secretaría de la Función Pública estatal.

De acuerdo con el documento disponible en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), en la revisión fueron detectadas diversas anomalías en las unidades móviles alimentarias, además de que no hubo una correcta entrega de las despensas con los productos que no fueron utilizados.

A la Comercializadora, según el contrato de prestación de servicios No. SB/CGAF.001/2019 de fecha 8 de abril de ese año, le fueron entregados un millón 467 mil 242.72 pesos para el servicio de “Mantenimiento, Equipamiento y Adquisición de Alimentos no perecederos a Unidades Móviles Alimentarias” derivado de la situación de emergencia.

La adquisición se trató de un contrato de adjudicación directa por parte de la Secretaría del Bienestar, para dar mantenimiento a una unidad móvil alimentaria, además de equipamiento para cuatro unidades móviles alimentarias y la adquisición y suministro de alimentos no perecederos de dichas unidades.

Fue así como parte del procedimiento de las auditorías que se aplican a las dependencias del gobierno estatal, el pasado 3 de septiembre del 2019, se realizó la verificación física de las bodegas de la Dirección de Vinculación y Desarrollo Micro-Regional, para comprobar la existencia de los productos suministrados.

Estos alimentos no perecederos que fueron suministrados tuvieron un costo de 102 mil 960 pesos, entre los que se describen: orégano molido, soya texturizada, carne de res deshidratada, jamaica y tamarindo.

El documento refiere que, de los 15 productos suministrados, siete marcas no estaban dentro del contrato, tales como: atún 140gr de la marca Yavaros, ensalada de verduras Clement, pasta para sopa Máxima, sal Elefante, sardina en Salsa Calmex, frijol negro Bueno, rajas verdes La Morena, huevo entero San Juan; leche Tamariz, chicharrón en salsa El Gallo, harina de maíz San Blas, galletas animalito Gisa, lenteja Bueno, consume de pollo Maggi y chocolate Choco.

Mediante la inspección de la auditoría de la Función Pública, no fueron localizados 196 litros de leche Tamariz, mientras que 44 litros de leche estaban caducados. Asimismo, fueron encontrados tres productos que estaban por caducar, entre ellos 240 kilos de huevo deshidratado y 240 kilos de harina de maíz que caducaban en octubre 2019, además de 240 kilos de galleta de animalitos, los cuales vencían en diciembre del 2019.

juan landeros y liz sanchez

AUDITORÍA NO SOLVENTADA

La auditoría precisa que estas anomalías tuvieron que ser observadas por la Dirección de Vinculación y Desarrollo Micro-Regional, la cual estaba a cargo de Juan José Hernández Landeros, quien firmó la entrega-recepción de los alimentos.

En el mes de septiembre del 2019, la instancia estatal acordó que los productos que no fueron consumidos por la contingencia volcánica, serían empaquetados para formar 480 despensas que serían entregadas en los municipios de Ixtepec (gobernado por PSI) y Piaxtla (gobernado por Morena).

Derivado del pliego de observaciones, la Secretaría de la Función Pública del Estado de Puebla señaló que éstas no fueron solventadas y precisó que hay incumplimiento.

 

LANDEROS, OPERADOR DE LIZBETH SÁNCHEZ

Cabe señalar que Juan José Hernández Landeros, fue el coordinador político de las campañas de Lizeth Sánchez, tanto a la diputación local como a la diputación federal, por el Partido del Trabajo (PT).

El operador ha sido señalado por beneficiarios de programas sociales por haber obstruido desde la Dirección de Vinculación y Desarrollo Micro-Regional, la entrega de alimentos de las unidades móviles, incluso sobre él recayó la queja por la decisión de suspender las 148 Unidades Móviles Alimentarias, las cuales recorrían los 217 municipios poblanos. Dejando el cargo en el segundo semestre del 2020.

 

<

documento bienestar funcionario lis sanchez

Quien fue el operador político de la ahora secretaria del Bienestar del Estado, Lizeth Sánchez y tras ocupar el cargo de la Dirección de Desarrollo Microregional, Juan Hernández Landeros, tendrá que solventar las observaciones durante el tiempo que duró en el cargo.

Sólo el Río Nexapa no está contaminado en la región de Texmelucan-Huejotzingo

ateteos rio santa elena el verde

Pedro Alonso
Los municipios de Huejotzingo y San Martín Texmelucan, de acuerdo a la Red Nacional de Medición de Calidad del Agua (RENAMECA), tras un monitoreo durante este año, los sitios analizados sobre los ríos Acotzala, Atoyac y Xochiac presentaron contaminación por Demanda Bioquímica de Oxígeno, Demanda Química de Oxígeno, Coliformes Fecales, Escherichia coli y Toxicidad, y solo Río Nexapa se salva de la contaminación, mientras que solo cinco plantas de tratamiento están operando.

En este sentido, de acuerdo al informe que dio a conocer la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a través de la RENAMECA, el municipio de San Martín Texmelucan, en enero del presente midió la calidad del agua en seis sitios superficiales; tres de ellos ubicados en el río Atoyac, uno en el río Chiquito, uno en el río Cotzala y el último en el río Xochiac.

Lo cual, dio como resultado que todos los sitios presentaron contaminación por Demanda Química de Oxígeno, Demanda Bioquímica de Oxígeno, Coliformes Fecales, Escherichia coli, bajo porcentaje de Oxígeno Disuelto, Sólidos Suspendidos Totales y Toxicidad. Este mismo nivel de contaminación se repitió en septiembre del presente.

Para el municipio de Huejotzingo, la RENAMECA, en enero reveló que se monitoreo cuatro sitios superficiales, uno de ellos, el Río Nexapa 1, fue el único que cumplió con todos los Indicadores de Calidad del Agua Superficial.

Mientras que los otros tres sitios presentaron contaminación por Demanda Bioquímica de Oxígeno, Demanda Química de Oxígeno, Coliformes Fecales, Escherichia coli y Toxicidad, calidad que se confirmó en el mes de septiembre.

El río Acotzala muestra cambios de color en su agua en diversas horas del día, agua que proviene del municipio de San Salvador El Verde. Foto Pedro Alonso
El río Acotzala muestra cambios de color en su agua en diversas horas del día, agua que proviene del municipio de San Salvador El Verde. Foto Pedro Alonso

La recomendación de la CNDH

Cabe recordar que en marzo de 2017 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 10/2017 que determinó, entre otras cosas, que los responsables de la contaminación del río Atoyac, eran los gobiernos municipales de Huejotzingo y San Martín Texmelucan; Ixtacuixtla, Tepetitla y Nativitas; los gobiernos estatales de Puebla y Tlaxcala, así como de la Semarnat, Profepa y Conagua.

Sin embargo, pese a la recomendación que se debía de dar cumplimiento en un término de seis meses, se hizo una primera acción con la firma del convenio de colaboración entre las dependencias y ayuntamientos hasta septiembre del 2020.

En este sentido, se comprometen en construir más infraestructura, principalmente plantas de tratamiento, anunciando una inversión inicial de 96 millones de pesos.

En este sentido, El Sol de Puebla ha dado a conocer que a penas en este mes de diciembre se empezaron a concluir la construcción de un colector y subcolectores en la región de San Martín Texmelucan y Huejotzingo, que ayudaran a mitigar la contención del Río Acotzala.

Sin embargo, en el Atoyac ya hay plantas y estaciones de monitoreo que, o no operan o no están funcionando correctamente.

La falta de operación de las plantas tratadoras que se han construido en diversos gobiernos hace que no disminuya la carga de contaminación en el Río Atoyac.
La falta de operación de las plantas tratadoras que se han construido en diversos gobiernos hace que no disminuya la carga de contaminación en el Río Atoyac.

5 plantas de tratamiento operan de 14

Cabe señalar que el municipio de Huejotzingo, cuenta con cuatro plantas tratadoras de aguas residuales de las cuales no están operando y están ubicadas, en la cabecera municipal, en las comunidades de San Miguel Tianguizolco, Santa Ana Xalmimilulco y Santa María Nepopualco.

Mientras que en el municipio de Santa Rita Tlahuapan, también se cuenta con cuatro que no están operando, mismas que se localizan en las localidades de San Juan Cuauhtémoc, San Miguel Tianguistenco, San Rafael Ixtapalucan y Santa Cruz Otlatla. Y tres, si se encuentran en funcionamiento en Santa María Texmelucan, Santiago Coltzingo y en la cabecera municipal.

Mientras que en el municipio de San Salvador El Verde, está funcionando la de San Simón Atzitzintla y la que no está operando es la que se localiza en San Lucas El Grande.

<

Y finalmente, en San Martín Texmelucan, ubicada en San Lucas Atoyatenco, de acuerdo al informe que dio en días recientes, está operando al cien por ciento.

Autoridades federales, estatales y municipal, no han tenido el interés de crear acciones que mitiguen la contaminación en los ríos.
Autoridades federales, estatales y municipal, no han tenido el interés de crear acciones que mitiguen la contaminación en los ríos.

En Huejotzingo se violan los DDHH, 1 lugar a nivel estatal con 4 recomendaciones de la CDH

angelica alvarado presidenta huejotzingo

Pedro Alonso
Huejotzingo, Pue.- El ayuntamiento presidido por Angélica Alvarado, es el gobierno que más recomendaciones ha recibido al comprobarse cuatro casos de violaciones de derechos humanos por sus autoridades y solo ha dado cumplimiento a una recomendación.

Cabe señalar que la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla terminará 2021 con 40 recomendaciones a autoridades que violaron garantías individuales, la cifra más alta en los últimos nueve años.

Por lo que en una revisión a los expedientes, se destaca el municipio de Huejotzingo, con cuatro recomendaciones las cuales obedecen al Cereso y a Seguridad Pública municipal, lo cual representa el 10 por ciento de los expedientes concluidos por la CDH.

Cabe señalar que la única recomendación que el gobierno de Angélica Alvarado, ha dado cumplimiento es la numero 09/2021, por la “Violación a la seguridad jurídica y legalidad en agravio de la sociedad”, la cual fue emitida el 30 de abril del presente.

manifestacion policias huejotzingo

En este sentido, el tema se deba a que Policías de Huejotzingo le dieron su calentadita a un detenido, el pasado 7 de diciembre de 2020, misma que, mediante determinación 28 de abril de 2021, el presidente de la CDH de Puebla acordó continuar de oficio.

Las siguientes recomendaciones han no han sido cumplidas por el gobierno municipal, en este sentido, es la numero 20/2021 la cual es por la “Violación al derecho humano a la seguridad jurídica y a la vida”, la cual fue publicada el 19 de julio del presente.

Se trata de un hecho ocurrido el 7 de enero de 2021, luego de que una persona tras ser detenida falleció dentro de la comandancia de Huejotzingo.

La tercera recomendación, con el número 34/2021 de se debe a la “Violación al derecho humano al trato digno emitida este 30 de noviembre.

El tema se debe a la queja iniciada de oficio luego de que se dio a conocer la violación contra una interna por parte del comandante del Cereso de Huejotzingo, hechos denunciados el pasado mes de julio de 2020.

Finalmente, la cuarta recomendación está bajo el número 35/2021, por la “Violación a los derechos humanos al trato digno, a la integridad y seguridad personal y a la vida”, misma que fue emitida el 30 de noviembre

Se trata de una queja que se hizo en favor de una persona que se encontraba privado de su libertad en el CERESO de Huejotzingo y que el mes de enero del 2019, había sido golpeado por otros internos, fue herido de gravedad.

policia estatal huejotzingo municipal

Y aunque familiares solicitaron la atención médica oportuna, le fue negada, y tras varias peticiones y ante la gravedad, fue trasladado al hospital General de Huejotzingo, donde lo operaron por estallamiento de bazo.

Pero lo más grave fue que se documentó que en ocasiones anteriores, que había sido agredido sexualmente y físicamente, y que dicho conocimiento ya lo tenía el director del CERESO, y que no intervino para evitar dichas agresiones.

<

Todos estas violaciones que se cometieron y documentaron en Huejotzingo fueron documentadas también por los medios de comunicación, cuyos casos que se dieron a conocer en los momentos en que fueron denunciados por las víctimas o sus familiares.

Se construye Colector y Subcolectores en Texmelucan-Huejotzingo para saneamiento del Atoyac

construccion colector y subcolector

Pedro Alonso
San Martín Texmelucan, Pue.- Se concluyen los trabajos que dejaron a medias por parte de empresa constructora, la cual debía de construir varios colectores como parte del saneamiento del Río Atoyac en la región de San Martín Texmelucan-Huejotzingo, el cual tuvo una inversión de 434 millones 797 mil 691.59 pesos, cuya inversión fue entre Federación y Estado.

Cabe recordar que el pasado 6 de enero del 2020, El Sol de Puebla, dio a conocer que la empresa Especialistas en Infraestructura y Construcción del Bajío S.A. de C.V incumplió con el contrato de construcción de colectores para el saneamiento del Río Atoyac, una vez que el plazo de conclusión de la obra era a finales de noviembre pasado, sin embargo, la empresa dejó de laborar diez días antes de que se venciera el plazo.

En este sentido, de acuerdo al “Proyecto ejecutivo para la construcción de colectores y subcolectores en la cuenca del alto Atoyac, tramo San Martín-confluencia Zahuapan-Atoyac, en el estado de Puebla”, se consideran varios municipios: Coronango, Cuautlancingo, Chiautzingo, Huejotzingo, San Martin Texmelucan, San Miguel Xoxtla y Tlaltenango.

Dicho proyecto tiene un horizonte de planeación fijado de 20 años y corresponde al intervalo de tiempo en que las obras proyectadas brindarán el servicio para el cual fueron diseñadas, es decir que operará con los parámetros utilizados para su dimensionamiento en cuanto a la población de proyecto y gastos de diseño.

El colector de Huejotzingo-Texmelucan tiene un gasto asignado de 434 millones 797 mil 691.59 pesos
El colector de Huejotzingo-Texmelucan tiene un gasto asignado de 434 millones 797 mil 691.59 pesos

El proyecto en cuestión se contempló la construcción del Colector y Subcolector en la Cuenca del Alto Atoyac tramo San Martin confluencia Zahuapan-Atoyac, en el estado de Puebla; por lo que el colector principal inicia en la ex hacienda de Santa María Moyotzingo con un diámetro de 36 pulgadas y termina en la colonia de San Jacinto con 60 pulgadas de diámetro.

El subcolector Xalmimilulco centro, inicia en el centro de esta comunidad perteneciente al municipio de Huejotzingo; mientras que el subcolector de Tlaltenango, inicia en una de las calles de la comunidad y termina su descarga en el Colector Principal. Y el subcolector de Huejotzingo el cual inicia en un pozo donde descarga la planta de tratamiento.

También el subcolector San Lorenzo Chiautzingo, el cual inicia en un pozo donde descarga la planta de tratamiento de este municipio, y el subcolector de San Simón Atzitzintla, el cual inicia en un pozo donde descarga la planta de tratamiento de esta comunidad perteneciente al municipio de San Salvador El Verde.

Cabe señalar que todos estos subcolectores se conectan al colector principal, ubicado en la comunidad de Santa María Moyotzingo.

Para llevar a cabo el siguiente proyecto tiene un gasto asignado de 434 millones 797 mil 691.59 pesos, de los cuales, el colector principal de Santa María Moyotzingo tienen asignados 233 millones 71, mil 932.71 pesos; el subcolector de Xalmimilulco, 769 mil 249.03 pesos; el de Atzitzintla 31 millones 107 mil 455.74 pesos; el de Huejotzingo 12 millones 793 mil 49.46 pesos; y finalmente el de San Lorenzo Chiautzingo 26 millones 987, mil 599.89 pesos.

Conclusión de los trabajos de construcción en el libramiento Tuxco, en San Martín Texmelucan
Conclusión de los trabajos de construcción en el libramiento Tuxco, en San Martín Texmelucan

Dichos trabajos se realizaron en coordinación con la federación mediante el Programa de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (PROAGUA). Mediante el proceso licitatorio de acuerdo al expediente SA-OP-LPN-2021-048 dónde expone que los trabajos incluyen un subcolector Atzitzintla en dirección al cruce subterráneo que colinda con el río Xochiac.

También se intervendrá el subcolector Atzizintla y Moyotzingo. Además de la instalación de la tubería, se harán trabajos de limpieza, trazo y nivelación del área de trabajo para retirar materia vegetal y escombro.

Sin embargo, como ya se mencionó en noviembre del 2019, la empresa en Infraestructura y Construcción del Bajío S.A. de C.V incumplió con el contrato; pero fue en agosto del presente, cuando el Gobierno del Estado destacó mediante un comunicado la construcción de los colectores y subcolectores sanitario de aproximadamente 13.48 kilómetros de tubería subterránea.

Fue así como la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento del Estado de Puebla (CEASPUE), en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) a través del Programa PROAGUA 2021, construye los colectores y subcolectores sanitarios en la cuenca del Alto Atoyac, con lo cual, se beneficiará a 93 mil 791 habitantes.

Así mismo informaron que se tiene previsto que los trabajos de construcción del colector y el subcolector se concluirán en diciembre con lo cual, se iniciará con la recolección y conducción de aguas negras para su tratamiento, por medio de un sistema de tuberías subterráneas. Lo anterior, permitirá disminuir enfermedades, principalmente en niñas, niños y adultos mayores.

<

Cabe mencionar que, al término de las obras, serán implementadas acciones para promover el reuso del agua tratada en los sectores industrial, agrícola y forestal, turístico, entre otros.

CEASPUE y CONAGUA) utilizaron recursos a través del Programa PROAGUA 2021
CEASPUE y CONAGUA) utilizaron recursos a través del Programa PROAGUA 2021

«No fue por toma clandestina»: Declara activista petrolero sobre explosión de 2010 en San Martín Texmelucan

Tomas clandestinas Texmelucan Mapa

«Es claro que Petróleos Mexicanos está incurriendo en negligencia criminal» declara Juan Evaristo Vilchis, apoderado legal de la mayoría de las familias damnificadas por la explosión que cobró hogares y vidas en San Martín Texmelucan el 19 de diciembre de 2010.

“Aun no hay ningún responsable legalmente. Sigue abierta la averiguación previa de 2010” señala. Vilchis, quien además es trabajador jubilado de Pemex, da a conocer que, a diferencia de otros casos, como el de Tlahuelilpan, Hidalgo, donde sí hubo una toma clandestina, en San Martín Texmelucan no fue esa la razón de la explosión del ducto.

“La desgracia en San Martín no fue por un intento de toma clandestina. El 19 de diciembre estoy invitando a Petróleos Mexicanos para hablar sobre el tema de San Martín, porque la ciudadanía tiene derecho a saber qué pasó” declara.

Ductos-La-Purísima 2008 2014 2017 2020-reducida.png

Zona de la explosión a través de los años

Vilchis aseguró tener el fundamento técnico, a partir de información tomada de documentos internos de Pemex, para decir que lo que pasó no fue por toma clandestina sino por negligencia de los trabajadores de Pemex: “empezando por los de la caseta de rebombeo de San Baltazar, que es el sistema operativo encargado de que esto no pasara”.

La Trilogía Siniestra

Juan Evaristo Vilchis mencionó, además del caso de Texmelucan, otros dos que han marcado la historia de los desastres relacionados con hidrocarburos: el incendio de Tlahuelilpan, Hidalgo, en 2019, y la reciente explosión de un gasoducto en San Pablo Xochimehuacan, en la Ciudad de Puebla.

Señaló que en el caso de Hidalgo, los responsables «son Petróleos Mexicanos, Pemex Logística, por negligencia (…) Nunca se vio personal de Petróleos Mexicanos a un lado de la fuga del ducto con equipo especializado”.

Aclara que, a diferencia de San Martín Texmelucan, en el caso de Tlahuelilpan si existió una válvula (toma clandestina).

Aun así, Vilchis explica, en Hidalgo había las condiciones y equipo especial para contrarrestar la fuga causada por la toma clandestina, fuga que duró más de cuatro horas sin que interviniera personal de Pemex.

En cuanto el caso de San Pablo Xochimehuacan, Ciudad de Puebla, sucedido el pasado 31 de octubre, Vilchis recuerda que los propios habitantes del lugar ya habían denunciado ante la presidenta municipal el movimiento sospechoso de pipas de gas en la zona del ducto.

“Hay responsables: comenzando por el Ayuntamiento, Petróleos Mexicanos, que perfectamente sabe dónde están las tomas clandestinas. La zona de tomas clandestinas en el Estado de Puebla, que baja hacia Orizaba, está identificada por Petróleos Mexicanos”

Tomas clandestinas Texmelucan Mapa

Mapa tomado del portal CartoCrítica, iniciativa civil mexicana. En el mapa se puede apreciar una línea hecha con círculos de color rojo que recorre San Martín Texmelucan y municipios de alrededor. Cada círculo rojo indica la ubicación de una toma clandestina identificada.

En diferentes Estados del país, explica Vilchis, hay ductos que están instalados desde antes de 1960, y que aquel que explotó en 2010 fue instalado en 1980, la causa de la explosión habría sido una fisura que no fue atendida.

Vilchis indica que, aunque existen planes de respuesta a emergencias, en los que se cuenta con todo para evitar las tomas clandestinas, no se han implementado en San Martín Texmelucan, ni en Tlahuelilpan, Hidalgo, ni en la Ciudad de Puebla: “San Martín sigue en riesgos por tomas clandestinas o por deterioro de los ductos” advierte

.Ductos Texmelucan Torres CFE

Se aprecia la poca vigilancia cerca de los ductos.

Así mismo, Vilchis menciona que Pemex cuenta con sistemas de inteligencia satelital para revisar los 14 kilómetros de ducto que hay en San Martín Texmelucan, además de todo el personal que recorre parcialmente el derecho de vía de los ductos, incluyendo a la Policía Municipal, Policía Estatal, Guardia Nacional y el Ejército.

Explosión texmelucan 2010 Fotografía de Sergio Kasusky Pech

«Salieron del infierno, fue un kilómetro de incendio con llamas de hasta más de 50 metros»: Juan Evaristo Vilchis, acerca de sobrevivientes del caso de San Martín Texmelucan. Fotografía de Sergio Kasusky Pech

“Esta gente necesita justicia”

A pesar de los daños físicos y morales que las personas sobrevivientes han sufrido, Juan Evaristo Vilchis, representante de los damnificados del caso de San Martín Texmelucan da a conocer las trabas que han existido en el camino hacia la debida indemnización.

Cuenta que, en junio de 2019, cuando se esperaba la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a San Martín Texmelucan, la presidenta municipal Norma Layón rechazó pedir la intervención de AMLO para poner en manos institucionales a las familias sobrevivientes de la explosión de 2010.

Menciona los seguros que existen para necesidades como lo es pagar los daños causados por la explosión del 19 de diciembre de 2010, seguro en que habían 600 millones de dólares respaldados por la aseguradora Inbursa.

Señala que, sin embargo, por los 29 fallecidos en aquel desastre, Petróleos Mexicanos, junto con la aseguradora Inbursa, no pagaron más de 15 millones de pesos en total y que dieron 475 mil .26 pesos por cada fallecido a los familiares además de que, durante el convenio de indemnización, los afectados nunca tuvieron asesoría legal, ni se hizo ante autoridad alguna.

“Hubo padres de familia que dejaron a sus hijos e hijas totalmente desprotegidas. Felipe Calderón tapó todo esto para que no se aplicara el seguro correspondiente, por los fallecidos y por el daño moral a los sobrevivientes”

Vilchis Señaló que podría haber irregularidades dentro de Pemex debido a acciones tomadas para no utilizar los seguros que existen para indemnizar a damnificados en casos como el de Texmelucan.

<

En el caso de Tlahuelilpan, Hidalgo, Vilchis menciona que la aseguradora Mapfre no aplicó el seguro para reparar los daños por la explosión, debido a que se encontró que Petróleos Mexicanos no actuó con la debida diligencia: “no aplicó los protocolos necesarios para evitar la desgracia”

“El director general de Pemex Logística y director general de Pemex deberían estar ya afuera de Petróleos Mexicanos para ser investigados” declara Vilchis quien invita a revisar las investigaciones que hizo Pemex de qué fue lo que generó la fuga de ese ducto y el posterior incendio, para así realizar el Análisis de Causa Raíz.

 

Repunta robo de Gas a Pemex en Texmelucan, Huejotzingo, El Verde, Tlahuapan y Tlalancaleca

pipa huachigas

Pedro Alonso
San Martín Texmelucan, Pue.- Durante este año en la región se ha notado un incremento del robo de combustible principalmente de Gas LP a los ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX), en comparación al 2020; con lo cual, se han suscitado además de las fugas en las tomas clandestinas, un peligro para quienes almacenan el gas, como ha sido recientemente en San Matías Tlalancaleca y San Lorenzo Chiautzingo.

En este sentido, en lo que va en este año, en la región de San Martín Texmelucan llevan aseguradas seis pipas tanto por la Guardia Nacional como de la Policía estatal; Mientras que en el 2020 se destacó por el hallazgo de dos huachituneles.

Cabe destacar que de acuerdo a versiones en la región los clientes de los huachigaseros son lavanderías, panaderías y tortillerías, quienes están comprando el Gas LP que es extraído de manera ilegal de los ductos de Pemex.

 

Tomas clandestinas 20-21

toma cladestina

El Observatorio Ciudadano del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) en su estadística de robo de hidrocarburo en ductos de Tomas clandestinas donde se extrae desde gasolina, diésel, petróleo, otros derivados en el 2020 en la región solo un municipio registró actividad Santa Rita Tlahuapan con 22 tomas

Sin embargo, para el primer trimestre del 2021 se reportó un aumento considerable pues San Martín Texmelucan vuelve a parecer con 66 tomas clandestinas, San Matías Tlalancaleca con 46, Santa Rita Tlahuapan con 34, San Salvador El Verde con 33,

Pero de las cuales, para el robo de gas LP a los ductos de Pemex, San Matías Tlalancaleca, fueron 46; le siguió San Martín Texmelucan con 40, Santa Rita Tlahuapan 20 y 29 San Salvador El Verde y aparece Huejotzingo con 2 tomas.

Finalmente para cerrar el semestre de acuerdo a la información que proporcionó Pemex al observatorio ciudadano, fue de la siguiente manera: San Martín Texmelucan presentó 115 tomas clandestinas, San Matías Tlalancaleca 78, Santa Rita Tlahuapan 60, San Salvador El Verde 50, y Huejotzingo con 10.

De las cuales, las tomas clandestinas exclusivamente para el robo de gas fueron de la siguiente manera: San Martín Texmelucan 85, San Matías Tlalancaleca, 73, Santa Rita Tlahuapan 54, San Salvador El Verde reportó 45 y 2 en Huejotzingo.

 

Huachituneles para el robo de gas en Texmelucan

huachitunel junio
Huachitunel descubierto en el mes de junio del 2020

Cabe destacar que en San Martín Texmelucan durante el 2020, se destacó por el hallazgo de dos huachituneles, con el objetivo de extraer el gas LP de los ductos de Petróleos Mexicanos, sin ser detectados cuando laboraban.

En este sentido, el primer huachitunel se localizó el 16 de febrero del 2020, en el San Cristóbal Tepatlazco a la altura de Las Válvulas, durante los trabajos de reforzamiento de los ductos por parte de Pemex.

Donde la manguera que estaba conectada a la toma clandestina terminaba al interior de una vivienda, en la cual ingresaban las pipas a cargar el Gas LP.

El segundo hecho, se registró el 30 de junio cuando elementos de Seguridad Física de Pemex, al transitar por el derecho de vía, a la altura del paraje conocido como Tres Picos, la llanta de una de las unidades se atascó.

Fue así como al mover la camioneta, se localizó un túnel de 180 metros de largo por el cual, se ordeñaban 3,000 barriles de hidrocarburo diario, de acuerdo a los mismos datos que dieron a conocer las autoridades federales.

 

Cronología de pipas aseguradas durante el 2021

Huachigaseros

11 de enero:
Los guardias nacionales realizaban recorridos de seguridad y vigilancia sobre la carretera México-Puebla, tramo Santa Bárbara-San Martín Texmelucan, a la altura del kilómetro 066+700, aseguraron una pipa con gas de procedencia ilegal.

25 de junio:
Policías estatales en el municipio de San Martín Texmelucan en la comunidad de San Lucas Atoyatenco detuvieron a Gustavo T., de 33 años, y Javier G., de 32 años, quienes no pudieron acreditar la legal posesión del gas LP que trasladaban en una pipa con placas de circulación de Tlaxcala.

Mientras que en la junta auxiliar de San Jerónimo Tianguismanalco fue detenido Humberto S., de 35 años, quien reconoció no contar con los documentos que acreditaran la legal posesión del combustible.

10 de  Julio
En la comunidad de El Moral, por parte de la Policía Estatal (Ver Nota)

3 de noviembre:
En Huejotzingo, sobre la carretera federal México-Puebla, agentes de la Policía Estatal detuvieron a dos hombres que comercializaban gas LP, presuntamente ilegal en una pipa rotulada con logotipos de una empresa del ramo, sin tener los permisos correspondientes

5 de noviembre:
Personal de Guardia Nacional y Seguridad Física de Pemex lograron el aseguramiento de una pipa de la empresa Hidro Gas y una camioneta con dos tanques estacionarios, además de la ubicación de la toma clandestina en la zona de ductos que pasan por el paraje denominado como Los Delfines.

07 de noviembre:
En San Matías Tlalancaleca policías estatales durante un recorrido por la zona de ductos localizaron una pipa de gas LP, dentro del territorio de San Francisco Tlaloc, misma que fue abandonada al notar la presencia de los uniformados.

 

La fuga de gas en toma clandestina

bomberos estatales compem huejotzingo toma clandestina tlahuapan gas fuga

Cabe destacar que el pasado 5 de febrero del 2020 durante la madrugada vecinos cercanos a las colonias La Purísima, tuvieron que evacuar así como una parte de la comunidad de San Cristóbal Tepatlaxco, ante una fuga de gas LP.

Por lo cual, tras los trabajos que realizaron bomberos de San Martín Texmelucan y posteriormente con el apoyo de Pemex, se logró mitigar la fuga, para si cerrar y posteriormente clausurar la toma clandestina, ubicado en el paraje conocido como Tres Picos, en las faldas del cerro Totolquemetl.

 

Explosión en Tlaloc, Tlalancaleca

pipa asegurada tlalancaleca tlaloc

El pasado 18 de octubre, se registró una explosión de un tanque de gas LP en la comunidad de San Francisco Tlaloc, dejó al descubierto una presunta bodega clandestina de este combustible dentro de una vivienda.

<

De acuerdo al ayuntamiento de San Matías Tlalancaleca, tras sofocar el fuego se localizaron cinco tanques estacionarios y 43 tanques de gas LP de 20 litros.

Bodega clandestina en Chiautzingo

tanques de gas chiautzingo


Finalmente, este jueves 4 de noviembre, se registró una fuga de gas lo que ocasionó un chispazo en un tanque de gas de 30 litros, por lo que, tras este siniestro, Protección Civil estatal, localizó 30 tanques de gas LP de 20 litros cinco de ellos llenos.

Cabe señalar que los vecinos del Barrio de Santiago, en San Lorenzo Chiautzingo, habían denunciado que en dicha vivienda se comercializaba gas LP.

De líder huachicolero a agricultor: construir imagen en redes sociales

palmarito quecholac andres lobato cortesia

Antonio Martínez Fuentes se sirvió del huachimarketing para intentar cambiar la opinión pública sobre él y construir la percepción de que es humanitario y próspero empresario del campo que, aprovechando el confinamiento provocado por COVID-19, repartió despensas a familias vulnerables en varios municipios de Puebla

Lado B @ladobemx

Hace un par de semanas, el gobierno del estado detuvo a José Alejandro Martínez, alcalde reelecto de Quecholac, Puebla, cargo de elección popular que obtuvo gracias al apoyo de su familiar Antonio Martínez Fuentes, el “Toñín”, líder huachicolero de la región poblana conocida como el “Triángulo Rojo”.

El texto que hoy publicamos bajo la pluma de Pedro Alonso, reportero y cabeza del portal Proyecto Cinco, revisa el trabajo de promoción que el criminal ha puesto en marcha en redes sociales para cambiar la narrativa que lo ubica en el mundo del crimen y presentarse como próspero empresario agrícola.

Y forma parte del libro inédito: Violencia criminal y coronavirus. Miradas desde el Periodismo de Investigación, el cual es coeditado por El Colegio de México y el Instituto para la Seguridad y la Democracia AC. Además de que será uno de los cinco trabajos que estará en la edición especial que será traducida al idioma inglés.

 

Pedro Alonso Benítez

“Buenas tardes, ya nos encontramos en San Ramón. Aquí inicia la fila”, dice la voz en off de una mujer, mientras en el video se observan dos tractocamiones cargados de verduras, y a cientos de personas formadas esperando recibir una despensa.

“Por favor apóyenos con su sana distancia, y con su cubrebocas bien puesto”, reitera la mujer, mientras sigue grabando mamás con hijos en brazos, personas de la tercera edad y familias completas. “Ya tenemos una gran fila esperando por su despensa de verdura, que nos hicieron el favor de donar los agricultores de Palmarito, gracias a la convocatoria de Antonio Valente Martínez Fuentes”, presume la mujer.

El video citado fue grabado en San Ramón, una colonia popular en el sur de la capital del estado de Puebla, el 14 de diciembre del 2020, y que fue publicado en la fanpage de Antonio Martínez Fuentes, un hombre que, aprovechando la crisis por la pandemia, entregó cientos de toneladas de verduras, hortalizas y legumbres, presentándose como un campesino próspero y benefactor.

Sin embargo, de acuerdo con el Diagnóstico de Seguridad y Justicia en el Estado de Puebla, del Consejo Estatal de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública Antonio Martínez Fuentes es un objetivo prioritario, por ser un líder huachicolero del Triángulo Rojo que opera al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El video narrado al inicio de este texto forma parte de lo que se podría denominar una estrategia de marketing, o, para ser precisos, de huachimarketing a través de Facebook, la red social más grande del mundo, que le permitió a “El Toñín” construir una imagen de benefactor y extender su capital social.

La fanpage “Antonio Martínez Fuentes” ha logrado hasta la fecha en que se redactó este texto el “me gusta” de más de 26 mil personas, un poco más de la mitad de la población de Quecholac, el municipio poblano donde radica, y más de 66 mil usuarios siguen sus publicaciones. Actualmente cuenta con 980 videos publicados, de los cuales 890 son sobre el reparto de víveres, que incluyen agradecimientos de las personas beneficiadas y las supuestas donaciones hechas por campesinos del municipio de Quecholac y su región, para que miles de familias de colonias populares de la ciudad de Puebla y otros municipios de los estados de Veracruz y Oaxaca recibieran una despensa, para hacerle frente a las carencias que trajo la COVID-19.

 

El líder huachicolero

En el estado de Puebla hay registros de que el huachicol (extracción ilegal del hidrocarburo en los ductos de Pemex) se inició al menos desde el año 2000, pero fue en el sexenio del difunto gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, cuando creció de manera exponencial; especialmente en una zona bautizada como el Triángulo Rojo, una franja que atraviesa el centro del estado, conformada por los municipios: Palmar de Bravo, Quecholac, Tecamachalco, Acatzingo y Tepeaca.

Ahí fue donde nació el famoso Santo Niño Huachicolero: una imagen del Santo Niño de Atocha ataviado con una manguera y una garrafa, utensilios que se usan para la extracción ilegal de los ductos de Pemex. Incluso hay una versión popular según la cual ya tiene su capilla construida por “El Toñin”. De hecho, el 2 de febrero, Día de la Candelaria, mucha gente de la región ya buscaba vestimenta del Santo Niño Huachicolero para su Niño Dios, como si fuera una especie de amuleto que les protegiera de caer en manos de la policía o ser víctimas de sus enemigos.

Quecholac es un municipio donde domina la pobreza. En 2010, el 80.6 por ciento de la población reportaba una situación de pobreza (“personas que presentan al menos una carencia social y su ingreso es insuficiente para adquirir bienes y servicios que requieren para atender sus necesidades alimentarias y no alimentarias”), según el Coneval, cinco años después el porcentaje fue de 80.9 por ciento. La situación económica de sus paisanos le permitió al “Toñín” cooptarles con relativa facilidad.

Según consignó el reportero Alberto Melchor en el portal e-consulta, fue gracias a un compadre conocido como “El Ingeniero”, que Martínez Fuentes, desde el 2010 vio en el robo de combustible un gran negocio, específicamente en el ducto Cactus-Tula-Guadalajara, por lo que empezó a adquirir los terrenos por donde cruzaba para poder extraer el hidrocarburo libremente.

Foto: cortesía Andrés Lobato | @andreslobatomx
Foto: cortesía Andrés Lobato | @andreslobatomx

 

De acuerdo con versiones periodísticas, para no perder el control de la zona “El Toñín” conformó un grupo criminal que se especializó en el robo, trasiego y venta del combustible robado al poliducto de Pemex, actividad que se registró con mayor notoriedad entre los años 2014 y 2015, y al que pronto se sumaron otros delitos de alto impacto como el secuestro, trafico de drogas y trata de personas.

En su tesis de maestría, la investigadora María del Rosario Carbajal Rodríguez, encontró una fuente cercana a “El Toñín” que le refirió que él no era un simple campesino, un jornalero, sino una persona con una posición económica medio-superior. Lo cual se puede confirmar con la existencia, desde los años 70, de la empresa productora de zanahorias Martínez Produce, propiedad de su familia.

Y fue precisamente durante la época dorada del huachicol cuando la empresa que estaba en Palmarito Tochapan fue trasladada al Rancho Santa Cecilia, ubicada sobre la carretera a San Salvador El Seco, cuya existencia se dio a conocer tras un cateo el 15 de mayo del 2017 por parte de las autoridades estatales y federales, por formar parte de las propiedades de “El Toñín”.

Los pobladores de Palmarito Tochapan lo definen como “El Amigo del Pueblo” o “El Padrino”, debido a que realizó donaciones y apoyó a la gente más vulnerable, y hasta lo buscaban para que ayudara en las fiestas patronales.

Estas acciones “altruistas” resultaron fundamentales para que, en muchas ocasiones, los pobladores salieran con piedras y niños en brazos, mujeres por delante, para enfrentar y expulsar al Ejército Mexicano, sabedores de que los militares no podrían actuar en contra de civiles y, por lo tanto, daban tiempo de huir a la gente del “Toñín”.

Práctica que quedó registrada en un video que hicieron llegar al portal ProyectoCINCO, en el cual se observa cómo en noviembre del 2016 pobladores de Palmar de Bravo, perteneciente al Triángulo Rojo, enfrentaron con piedras a los elementos del Ejército Mexicano para evitar un operativo contra los huachicoleros.

O el hecho ocurrido el 3 de mayo del 2017, cuando pobladores se enfrentaron al Ejército Mexicano, y que dejó como resultado que diez personas perdieran la vida: seis civiles y cuatro militares; además de 26 heridos y 13 detenidos.

Dos días después, el 5 de mayo, pobladores de Palmarito se manifestaron frente a Casa Aguayo, sede de la Secretaría General de Gobierno. Los quejosos llevaban un ataúd y acusaron a la autoridad estatal de ser, junto con el ejército, responsables de los decesos registrados en el enfrentamiento.

Así da testimonio el huachicorrido difundido unos días después de los hechos, en el que se asegura que la gente de “El Toñín” buscaría venganza, por la muerte de su primo:

Se han escuchado corridos

de puros narcos pesados,

pero nunca han escuchado

y ahorita voy a contarlo.

En Palmarito Tochapan

también hay batos pesados.

Hay carros y trocas perronas,

también bastante dinero,

puras organizaciones,

dicen que huachicoleros.

De lo que sí estoy seguro

es que es pura gente de huevos.

Dicen que el Triángulo Rojo

va tumbando arremangando,

en algunas balaceras,

ya se ha visto involucrado.

Van en contra del gobierno,

son puros hijos del diablo.

“Quiero mandar un saludazo a todos esos hijos del diablo. ¡Y arriba Palmarito Tochapan!, hijo de su puta madre… A huevo pariente…”

Va tumbando arremangando,

van pasando por ahí,

las puras tropas blindadas

es la gente del Toñín,

preparen mi camioneta,

que no tardo en salir.

El compa Raúl Jimenez,

avisaba por el radio:

Me dijo compa Sabás

Me agarraron los soldados.

Mandame a toda la gente

porque vamos atorarlos.

Me bajaron cuatro gentes

y esto no se queda así.

Les maté cuatro soldados

y eso no llega a su fin,

pienso que su diez de mayo

ya no lo verán venir.

Ante lo sucedido, el entonces gobernador Antonio Gali, sucesor e integrante del grupo político de Rafael Moreno Valle, señaló a “El Toñín” como responsable, y agregó que descompuso el tejido social al comprar a los ciudadanos, entre ellos a niños a los que pagaba salarios de 12 mil pesos mensuales por halconear, es decir, vigilar la zona cuando se llevaba a cabo la extracción del combustible, y alertar sobre la presencia de policía estatal o Ejército para que los delincuentes pudieran huir y no ser detenidos.

De acuerdo con el portal Página Negra, en una publicación de mayo del 2017, el líder huachicolero quería ser presidente municipal de Quecholac, para lo cual creó la fundación Fusión y Fuerza, pero al final impulsó la candidatura de su hermano José Alejandro, actual alcalde de Quecholac, quien además acaba de ser reelegido para un nuevo periodo, aunque fue detenido hace unos días y vinculado a proceso.

Ese mismo año, según el periodista Héctor de Mauleón, Martínez Fuentes extendió el control del Cártel Jalisco Nueva Generación hasta la zona metropolitana de Puebla, aprovechando la huida de «El Bukanas», ligado al grupo de Los Zetas. Aunque existe otra versión periodística en la que se afirma que el Bukanas y “El Toñin” eran socios, pero al no cuadrar donde quedaban las ganancias, se separaron, lo que derivó en múltiples enfrentamientos.

La madrugada del 20 de agosto del 2017, en un fraccionamiento de la zona residencial Angelópolis, elementos de La Marina y la Fiscalía General del Estado lograron la detención de “El Toñin”, sin embargo, ante falta de pruebas contundentes, fue puesto en libertad. De hecho, para no volver a ser detenido e ir a la cárcel por el delito de robo de hidrocarburo, a finales del 2018 promovió tres amparos ante juzgados de Distrito (4435/2018, 4777/2018, 5777/2018).

 

El huachimarketing

Alejandra León Olvera, antropóloga en la Universidad de Murcia en España, quien ha estudiado la presencia de los grupos del crimen organizado en las redes sociales, acuñó el término “narcomarketing”; con esa referencia, pero en el contexto ya descrito podemos hablar del “huachimarketing”.

El “Toñín” comprendió rápidamente el impacto de las redes sociales, por lo que instruía a sus halcones grabar constantemente con su celular cuando se implementaba algún tipo de operativo por parte de las autoridades estatales o federales.

El 10 de mayo del 2017, “Toñín” difundió en redes sociales, y luego compartió con algunos medios de comunicación locales, quienes lo replicaron sin mayor dilación, un video con su versión de un enfrentamiento ocurrido ese día, para señalar que “fueron los militares los culpables” de la muerte de civiles en Palmarito Tochapan.

De hecho ese video fue causa de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, atrajera el caso y posteriormente emitiera una recomendación al Ejército Mexicano, para que no continuara con la violación de derechos humanos en el combate al robo de combustible.

 

El debut en Facebook

La fanpage en Facebook de “Antonio Martínez Fuentes” fue creada el 13 de agosto del 2018, con la publicación de un video de escasos 18 segundos en lo que se muestra un terreno cultivado de cebollas, seguido por más videos de terrenos de cultivo de la población de Palmarito Tochapan, en el municipio de Quecholac.

La página tiene alrededor de 120 fotografías, en la mayoría aparece él, pero sin mostrar el rostro: posa con sus dos perros, con su caballo o en el campo, cosechando o sembrando zanahoria y otros productos del campo. De acuerdo con su perfil personal en Facebook es licenciado en Administración de Empresas, aunque en el Registro Nacional de Profesionistas no hay ningún registro con su nombre.

Foto: cortesía Andrés Lobato | @andreslobatomx
Foto: cortesía Andrés Lobato | @andreslobatomx

 

La creación de la página ocurre al final de los años dorados del huachicol, pues en 2018 se contabilizaron apenas dos tomas clandestinas, mientras que en años previos Pemex llegó a registrar hasta 283 por año tan sólo en Palmar de Bravo, uno de los municipios bajo el control del “Toñín”

En apariencia, la publicación de videos del campo para ganar seguidores en Facebook como una primera estrategia del huachimarketing, para darse a conocer como un campesino y ya no como un líder huachicolero, no prosperó como esperaba pues al poco tiempo dejó de hacer publicaciones.

 

“El benefactor” ante COVID-19

Fue hasta diciembre del 2020 cuando se retomaron las publicaciones, aprovechando que a nivel mundial la COVID-19 generó afectaciones en la vida diaria y por ende a la economía, debido al aislamiento social.

Así, el 3 de diciembre del 2020 reaparece “El Toñin” en Facebook. En ese momento en el estado de Puebla sumaban 5 mil 393 muertes por COVID-19, así como mil 27 casos activos en 57 municipios y 442 personas hospitalizadas; en materia de empleos formales se habían perdido 31 mil 607, según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y habían cerrado 73 mil 46 establecimientos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ese diciembre en la fanpage se publicaron 625 videos que dan muestra de la entrega de hortalizas y verduras, así como el agradecimiento por parte de las personas beneficiadas.

Fue el jueves 3 de diciembre del 2020 cuando Antonio Martínez anunció por ese mismo medio que estaba enviando dos tráilers con verduras, que llamó “los carros de la esperanza”, a las familias de la ciudad de Puebla, principalmente para la colonia Agua Santa y los familiares de los enfermos que estaban ingresados en los Hospitales Generales (el del Sur y Norte) de la capital poblana.

“Ahoy (sic) yo creo que hay mucha gente que en realidad ha quedado sin empleo y pues tienen muchos gastos, lo que es su luz, sus rentas, su agua potable, muchos gastos personales, los cuales yo creo que es el momento, es la hora de participar y nosotros mismos como agricultores, gracias a Dios vamos a apoyar con lo poco que se pueda, con lo que producimos en el campo”, se escucha una voz masculina en un video que lleva al menos 4 mil 300 reproducciones.

“Y esto no es con ningún fin político, esto es simplemente con todo el corazón, es por humanidad, por ayudar a nuestros hermanos, eso es nada más, pues que Dios me los bendiga amigos”, fueron parte de las palabras de Antonio Martínez, quien se definió como “un agricultor que se dedica a las hortalizas” y “que tiene un corazón muy noble”.

En los mismos videos publicados en la fanpage de Facebook se observa a cientos de personas formar largas filas, y tomar con agradecimientos y porras su costal con verdura con un peso de entre 10 y 15 kilos.

Videos grabados por la gente enviada por “El Toñin” para repartir dichas verduras, que se producen en el campo del Triángulo Rojo, grababan los videos —como lo hacían cuando encaraban a los policías estatales y militares para evitar el decomiso de las unidades cargadas de huachicol—.

“¿Algunas palabras que les quiera usted mandar a los agricultores y al señor Antonio Valente Martínez Fuentes?”, pregunta una mujer.

“Hoy jueves 3 de diciembre del 2020, le damos las gracias al señor Antonio Valente Martinez, por las verduras que nos regaló”, responde una señora en silla de ruedas, con cubrebocas y gafas negras.

“Señor Antonio Valente, muchas gracias y que Dios se lo pague”, expresa otra mujer en otro video de apenas cinco segundos, misma que ya lleva un manojo de cebollines, y mas verdura en una bolsa de color azul.

En otro video por lo menos se aprecian ver unas cincuenta personas que están esperando recibir las despensas, de acuerdo con el video de ocho segundos, lanza una tradicional porra: “Alabio, alabao, a la bim bom ba, Antonio, Antonio, ra ra”.

El domingo 6 de diciembre continuó regalando legumbres en Cuautlancingo, municipio conurbado. En un video de ese día, una mujer de aproximadamente 70 años de edad y portando su cubrebocas:

“Antonio… Martínez… yo pienso que es usted un gran líder, gracias por todo lo que está usted haciendo, si mucha gente fuéramos así como usted, de verdad México sería un gran México. Para usted señor, gracias por ayudar a madres solteras, de la tercera edad, a gente que de verdad lo necesita de bajos recursos. ¡Que Dios me lo bendiga a usted, mi buen líder, Dios lo bendiga en toda su vida, que le de mucha fuerza y salud, muchas gracias señor”.

Como consecuencia de estas acciones, la mañana del 9 de diciembre el “Toñin” es entrevistado en el noticiero más escuchado en el estado de Puebla, por su conductor Javier López Díaz, del grupo radiofónico Cinco Radio, donde presumió ser un gran benefactor y aseguró que solamente encabeza a un grupo de productores del campo que quieren apoyar a la gente.

 

El líder huachicolero

El 9 de diciembre del 2020, en su rueda de prensa diaria, por cierto también transmitida por Facebook y YouTube, el gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que Antonio Martinez era el líder huachicolero (a partir del minuto 29) conocido como “El Toñín”.

“Es una cosa, que hay que verlo con objetividad, este señor siempre ha tenido pretensiones de asumir un liderazgo social, tan es así que en Quecholac gobierna el hermano de él, probablemente ha de querer… él quiere participar en algún partido, pero no va jugar con nosotros, así te lo digo, no va a jugar con nosotros… punto”, advirtió, tras la pregunta de un reportero del portal MTP Noticias.

En consecuencia, el 10 de diciembre el “Toñín” suspende la entrega de las despensas a la ciudad de Puebla, “ante los malos comentarios de periódicos amarillistas, los cuales pues la verdad, a hoy (sic) se van a tomar cartas en el asunto para hacer las denuncias que… a como.. correspondientes, dañando y manchando mi imagen”.

“Pero a hoy (sic) vamos a parar, yo no quiero ofender ni al gobernador ni quiero ofender a ningun politico, no quiero ofender a nadie, mi intención no era más que ayudar al que menos tiene, al que hoy con esta pandemia pues ha estado pasando ahora sí que situaciones tan más difíciles”, fueron las palabras que expresó en un video con 4 mil 600 reproducciones.

En un segundo video publicado ese mismo jueves 10 de diciembre, el cual tiene más de 759 comentarios y que se compartió 841 veces, desmiente que sea el líder huachicolero identificado como “El Toñín”, y justifica sus acciones argumentando que el viernes 4 de diciembre el gobernador de Puebla había hecho un llamado a la población a donar a la gente que menos tenía.

“Yo no soy Antonio Martínez Castillo, yo soy Antonio Valente Martínez Fuentes, mi primo Antonio Martínez Castillo, es ‘El Toñín’, y me confunden, pero tampoco voy a hablar cosas, también de ese primo, porque también quiero actuar con responsabilidad, al final de cuentas cada quien hace o quiere ser lo que quiere ser, pero en realidad yo soy un gran agricultor, eh, lo que menos quiero hacer es molestar al señor gobernador Miguel Barbosa”.

Tres días después, Antonio Martínez negó que existiera una orden de aprehensión en su contra por robo de hidrocarburo, y en su fanpage publicó los documentos correspondientes.

Sin embargo, las autoridades estatales implementaron diversos operativos para bloquear la entrega de las despensas de verdura. En un operativo del 3 de febrero, la Policía Estatal localizó una motoneta con reporte de robo arriba del tractocamión propiedad de Antonio Martínez Fuentes.

 

Falso altruismo

El caso de Martínez Fuentes no es único en el país, en el contexto de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2, Sandra Ley y Guillermo Vázquez, investigadores del CIDE, destacaron que en los estados de Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Veracruz y Tamaulipas varias organizaciones criminales realizaron entregas de despensas a la población.

Asimismo, los académicos Víctor Manuel Sánchez y Sara López identificaron ocho organizaciones criminales que repartieron despensas en al menos 15 entidades federativas, en cinco meses en los que se registraron 85 eventos, ocurridos en 64 municipios.

Por lo que, en palabras de los académicos Alberto López y Mauricio Lascurain, la producción de los videos es con el objetivo de publicitar un altruismo dirigido, lo cual revela el interés de estos grupos por visibilizar la protección brindada, con la idea de proyectar una imagen cercana a la población que les otorgue respaldo social e incluso legitimidad.

Para dichos académicos es una señal de la “escasa capacidad del Estado para vigilar y, en su caso, castigar la comisión de un delito, lo que deriva en una percepción baja del riesgo existente por parte de los integrantes de una organización delictiva”.

Y agregan que si los grupos delictivos invierten en un altruismo, se cobra a la población en formas intangibles, como la de obtener un silencio de las actividades ilegales, así como protección a los integrantes de la organización criminal.

Dicha premisa se comprueba con la emboscada a los militares, el 3 de mayo del 2017, en la comunidad de Palmarito Tochapan, donde pobladores evitaron la detención de “El Toñín” y murieron 10 personas.

Un segundo hecho fue el registrado el 3 de octubre del 2018, tras la incursión de la Marina y otras autoridades para catear un inmueble y detener a Martínez Fuentes, la gente fue convocada y en ese momento el presidente electo y además hermano del líder huachicolero, Alejandro Martínez Fuentes, tomaron la autopista México-Veracruz por más de cinco horas para impedirlo.

 

Funcionó el huachimarketing

Los académicos Alberto López y Mauricio Lascurai señalan que con la entrega de apoyos a la población, el líder criminal y sus asociados se proyectan como personas exitosas y, en última instancia, benefactores preocupados por el bienestar de las comunidades donde operan.

De ahí que dicho tema llegó a tocarse en las ya tradicionales ruedas de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador conocidas como La Mañanera, para ser más exactos el 20 de abril de 2020, cuando criticó a los miembros del crimen organizado por la entrega de despensas:

«Aprovecho para decirle a los que están en las organizaciones que se dedican a la delincuencia, que he estado viendo que reparten despensas, eso no ayuda. Ayuda el que dejen sus malandronadas, ayuda el que le tengan amor al prójimo, ayuda el que no le hagan daño a nadie, ayuda que no se sigan enfrentando y sacrificando”.

La estrategia de huachimarketing de “El Toñín”, quien utilizó la entrega de las despensas para promover una imagen de empresario próspero y preocupado por su pueblo, le permitió generar seguidores, lo cual se tradujo en un mayor tráfico y reacciones en su fanpage.

Incluso en las mismas publicaciones empezaron a defenderlo de los “ataques” del gobierno estatal y medios de comunicación: “Miguel Barbosa es injusto q no permita la entrega de verduras q el señor Antonio Martínez Fuentes da, las despensas q usted manda no son para todos y sin embargo el señor Antonio no hace distinción no sea Egoísta y no nos quite la ayuda q nos brinda el señor Antonio Martínez Fuentes (sic)”; publicado el 25 de diciembre del 2020.

Otra usuaria de Facebook escribió en el muro de la cuenta del gobernador poblano el 27 de diciembre del 2020:

“Señor gobernador por favor deje que siga ayudando el Señor Antonio Martínez Antonio Martínez Fuentes a repartir las despensas no se vale que usted tenga que comer y el pueblo que voto por usted no tengamos que comer ya que usted se olvidó de nosotros deje que otra persona nos ayude ya que muchísima gente se quedó sin cena de Navidad por culpa de usted (sic)”.

A pesar de que ya no reparte despensas, actualmente sus publicaciones tienen más reacciones, reproducciones y se comparten más. Son videos de sus actividades como agricultor, sembrador de zanahorias y otras hortalizas.

Tal es el caso de uno de los últimos videos en el cual transmitió en vivo Antonio Martínez Fuentes, el jueves 15 de julio del 2021:

“Hola amigos, buenas tardes, ¿cómo se encuentran? Espero que nos encontremos bien… no nada más ustedes sino sus sagradas familias, amigos; seguimos en los cortes de tomate, seguimos saludándonos”, en lo que se ven decenas de emoticones de que les está gustando la transmisión.

Video que se compartió 520 veces y tuvo más de 3 mil 700 reacciones y 545 comentarios, por lo que los usuarios que siguen dicha fanpage, le expresaron: “Hola buenas noches don antonio su generosidad sigue dando muchos frutos nuestro padre dios lo siga bendiciendo a usted su fam y todos sus agricultores y sus trabajadores también que tengan un lindo descanso (sic”.

<

Otra usuaria escribió: “Saludos sr.Antio que papa dios te ayude en tus hortalizas y te toque presio eres un gran agricultor bendiciones para ti te mando un fuerte abrazo saludos inge (sic”.

 

Demandas por daño moral

Aunque el gobierno estatal ha señalado que ya tienen identificado a Antonio Martínez Fuentes como líder huachicolero del Triángulo Rojo y lo tienen ubicado, no se ha realizado algún operativo para su captura.

Mientras tanto Antonio Martínez ha emprendido denuncias por daño moral o difamación en contra de Denise Maerker, e incluso contra reporteros poblanos el portal MTP Noticias (Metropolitano) y Diario Cambio.

Pues cabe señalar que en el mes de octubre del 2020, la Dirección General de la Secretaría de Gobernación estatal, la Coordinación General de Asuntos Jurídicos del Fiscal de Investigación Metropolitana de la Fiscalía General del Estado y la delegación de la Fiscalía General del estado, señalan: “Que no es cierto el acto que reclama la parte quejosa”.

Sin embargo, el mismo gobernador Miguel Barbosa, el miércoles 3 de febrero, destacó que “El Toñín” sigue siendo protegido por los pobladores de Palmarito Tochapan, e incluso por la policía municipal de Quecholac,

“El Toñín, por cierto, el nombre es dulce para un hombre tan siniestro, sabemos dónde está, está protegido por la Policía Municipal y gentes, somos cuidadosos, vamos a detenerlo y a desmantelar a toda su banda”, puntualizó en su rueda de prensa mañanera.

Cabe señalar que esta protección por parte de la policía municipal se va a prolongar tres años más, debido a que su hermano Alejandro, este 6 de junio, ganó las elecciones municipales, por lo cual, se reelige como presidente municipal de Quecholac.

*Foto de portada: cortesía Andrés Lobato | @andreslobatomx

San Martín Texmelucan en 2do lugar en cáncer infantil a nivel estatal

cancer infantil san martin

 

 

Pedro Alonso

San Martín Texmelucan, Pue.- La Fundación Tapitas de San Martín Texmelucan, ha apoyado con medicamentos o canalizado ayuda a familias cuyo integrante  tiene cáncer infantil, esto porque es una enfermedad cuyo tratamiento es caro, pues hay medicamentos cuyo precio supera los 15 mil pesos. Cabe destacar que el municipio se encuentra en el segundo lugar a nivel estatal, por este tipo de casos.

 

Cabe señalar que el último estudio que realizó sobre cáncer infantil en el estado de Puebla, financiado por el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla (CONCYTEP), reportó que “el mayor número de casos del periodo 2017-2019 se concentró en los municipios de:

a.- En la región Metropolitana: Puebla (84) y San Martín Texmelucan (16)

b.- En la Región de Tehuacán, el municipio con el mismo nombre (16)

c.- En la Región Centro, Tecamachalco (11)

d.- En la Región Norte, Teziutlán (7)

e.- En la región Mixteca, Chiautla (3).

Hay medicamentos para tratar el cáncer infantil que superan los 15 mil pesos
Hay medicamentos para tratar el cáncer infantil que superan los 15 mil pesos

Los casos de cáncer infantil en Texmelucan

En este sentido, en los últimos cuatro años la fundación Tapitas de San Martín Texmelucan, mediante la campaña de recolección de las tapas de los envases, ha servido para dar apoyos económicos, a las familias cuyo integrante padece de cáncer infantil, como es la leucemia o un tumor cancerígeno.

 

Por lo que, de acuerdo a Nely Hernández Castañeda, quien es la fundadora de Tapitas San Martín Texmelucan, precisó que los casos que tienen registrados, principalmente son en las comunidades de Santa María Moyotzingo, San Baltazar Temaxcalac, y San Lucas Atoyatenco.

 

Cabe señalar que de acuerdo a investigaciones por la UNAM, y la organización Fray Julián Garcés la contaminación del Río Atoyac, generada por las zonas industriales de San Martín Texmelucan, y Huejotzingo, ha provocado enfermedades como es el cáncer infantil, en las personas que viven en las inmediaciones de dicho afluente.

 

Tapitas para ayudar a niños con cáncer infantil

En este sentido, Nely Hernández, lamentó que por la pandemia, disminuyó la recolección de las tapitas, por lo cual, invitó a la gente que continúe donando las tapitas, ya que con ello, se logra beneficiar con apoyos económicos a las familias de los niños que lamentablemente padecen de cáncer.

 La fundación Tapitas de San Martín Texmelucan a ofrecido apoyos económico o en especie, a las familias cuyo integrante de cáncer infantil
La fundación Tapitas de San Martín Texmelucan a ofrecido apoyos económico o en especie, a las familias cuyo integrante de cáncer infantil

Abundó que han tenido casos en los que es imposible apoyar a las familias para comprar medicamentos pues algunos superan los quince mil pesos; sin embargo, han buscado que una empresa del transporte público no les cobre el trasladado de San Martín Texmelucan a la ciudad de Puebla y viceversa, pues es constante la revisión médica que tienen en el Hospital del Niño Poblano.

 

Otro tipo de ayuda es cuando los menores necesitan plaquetas, promueve una campaña para donadores de sangre y con ello, buscan que lo más pronto posible se cuente con dichas plaquetas.

 

Lamentablemente también reconoció que los menores han perdido la batalla en la lucha contra el cáncer.

El cáncer infantil en Puebla

<

De acuerdo al estudio del CONCYTEP, los casos acumulados en el periodo 2017-2019, la leucemia es el tipo de cáncer con mayor presencia en los infantes (0-19 años) al representar el 59.6 % de los casos y los nuevos casos promedian 131 por año. La tasa promedio de mortalidad al año fue de 2.2 por cada millón de habitantes.

 

Y agrega que: «Se observó una disminución de los días transcurridos entre el diagnóstico y el primer tratamiento, pero se desconoce el tiempo entre primeros síntomas y el diagnóstico, por ello, se requiere analizar esta situación para disminuir la tasa de mortalidad por cáncer infantil».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad