Transportistas víctimas de robo en Texmelucan, Puebla, Tlahuapan y Cuautlancingo

 

El Sol de Puebla

El estado de Puebla ocupa la tercera posición nacional en robo a transportista sólo por debajo de México, así como Michoacán y los municipios con más incidencia ya no son los del llamado Triángulo Rojo, sino que el ilícito ahora se concentra en San Martín Texmelucan, Puebla, Tlahuapan y Cuautlancingo.

El último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y el análisis que realizó el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla ubicaron a la entidad en la tercera posición por registrar más carpetas de investigación en febrero, ya que enlistó un total de 53 indagatorias.

Con esta cifra, Puebla también entró al listado de los nueve estados con más indagaciones por este delito. El primer lugar lo ocupó México con 379 carpetas de investigación, luego Michoacán con 73, Puebla 53, Jalisco 32, San Luis Potosí 28, Morelos 22, Veracruz 19, Ciudad de México 18, Tlaxcala 5 y Oaxaca 5.

De las 53 carpetas de febrero, 15 correspondieron a San Martín Texmelucan, 12 a Puebla capital, Tlahuapan 5, Cuautlancingo 4, Acajete, Chignahuapan, San Matías Tlalancaleca, Tecamachalco y Tepeyahualco 2 cada uno. Mientras que Acatzingo, San José Chiapa, San Pedro Cholula, San Salvador el Verde, Tepeaca, Tlacotepec de Benito Juárez y Tlachichuca, una respectivamente.

Hay que mencionar que Puebla se ha mantenido en esta posición por un tiempo, ya que el 2020 lo cerró con el tercer puesto nacional y en enero de este año cuando registró 44 carpetas de investigación también se ubicó en este puesto. Sin embargo, en el 2017, 2018 y 2019 tuvo el segundo lugar nacional.

En lo que va del año se han registrado 97 carpetas de investigación, pero en comparación con años anteriores, la cifra ha ido a la baja. En 2017 este delito se disparó, pues en los dos primeros meses de ese año ya se habían registrado 247 carpetas, en 2018 en el mismo periodo la cifra fue de 324, en el 2019 fueron 528 y los dos primeros meses del año pasado se sumaron 151 indagatorias.

Otro cambio que se dio fue el lugar de la incidencia, pues en los años con más actividad delictiva estos hechos ocurrían en Tecamachalco, Acatzingo, Quecholac y Tepeaca, que son parte de las demarcaciones que conforman el Triángulo Rojo, pero hoy en día el ilícito se concentra en San Martín Texmelucan, Puebla, Tlahuapan y Cuautlancingo.

RESTRUCTURACIÓN EN EL GOBIERNO Y LA PANDEMIA SUSPENDIERON LAS REUNIONES PARA ATENDER ESTE ILÍCITO
En entrevista con este medio, Arturo Balderas Moyano, director general de la Asociación Civil “Corresponsabilidad en el Transporte”, dijo que con anterioridad los líderes de este gremio tenían mesas de diálogo con las autoridades para atender el robo a transportistas, sin embargo, cuando el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, decidió que la Policía Federal se integraría a la Guardia Nacional estas reuniones disminuyeron.

Cuando llegó la pandemia a raíz del coronavirus se vieron pausadas en su totalidad, lo que dio como resultado un retraso en el trabajo coordinado con los tres niveles de gobierno.

“Antes de la pandemia todavía se daban las reuniones con la Policía Federal que después cambió a Guardia Nacional y los encargados de carreteras, eran unas reuniones que se denominaban: reuniones de atención al autotransporte; se generaban mensualmente en el Arco de Seguridad que está cerca de la caseta de San Martín Texmelucan, pero con la contingencia y con los cambios estructurales que se dieron cuando se convirtió en Guardia Nacional, pues se centralizaron muchas de las indicaciones en la Ciudad de México y entonces estos grupos que se reunían mes con mes en Puebla pues se pierden y no han dicho cuando se van a retomar para hablar de los temas de seguridad”, comentó.

En su opinión, que no se registren estas reuniones ha dado como resultado que el delito se mantenga en la tercera posición desde al año pasado, ya que al igual que en el crimen organizado, las autoridades y los integrantes de este gremio deben de crear un plan y una estrategia para hacerle frente al delito.

“Ha ido a la baja el delito, pero eso no quiere decir que no merezca nuestra atención, principalmente en los tramos carreteros en donde ya identificamos que hay que reforzar la presencia de los tres niveles de gobierno y las autoridades de los estados colindantes. La falta de coordinación genera huecos que son los que aprovecha la delincuencia para operar y entonces es lo que hay que reforzar”, agregó.

Desde su óptica, es entendible que Puebla esté en la tercera posición nacional, ya que la entidad está ubicada en el paso carretero más importantes del país, además de que los municipios con más incidencia (San Martín Texmelucan, Puebla, Tlahuapan y Cuautlancingo) son demarcaciones industriales y tienen entronques carreteros cruciales para los transportistas.

“En Puebla se da un intercambio de mercancía entre el Centro y el Sur del país con el Golfo y esto hace que sea un punto estratégico para toda la cuestión de mercancías que se transportan por carretera (…) aunque se sigue teniendo problemas en el tramo de la carretera de Esperanza, la incidencia empieza a registrarse en San Martín Texmelucan y sus municipios colindantes por sus entronques carreteros, entonces el intercambio que se da entre los ejes carreteros propicia una mayor presencia de transporte y también de una logística más cómoda para los delincuentes, porque al final de cuentas pueden tener una dispersión en su estrategia al asaltar, robar y llevarse el vehículo”, finalizó.

Comenta y Comparte, Apoya Nuestro Periodismo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *