Las cuencas del Atoyac-Zahuapan y Libres-Oriental son infiernos ambientales de México

En los últimos treinta años México se ha convertido en uno de los principales paraísos industriales a nivel planetario.
Es decir, uno de los laboratorios más avanzados para el libre comercio y la desregulación.

Arguyendo la necesidad de atraer inversiones a toda costa para generar “desarrollo” y empleo, el Tratado de Libre Comercio de América del norte (TLCAN) o el Acuerdo entre la Unión Europea y México (TLCUEM), profundizan y sofistican un proceso de desvío de poder.

Así, se ha impuesto un régimen en el cual la ley ha permitido la autorregulación ambiental, social y laboral por parte de las empresas.

Gran parte del territorio mexicano ha sido sometido a una dinámica de densos corredores industriales interconectados entre sí.

Ahí han proliferado industrias de alto riesgo, actividades agroindustriales extensivas y operaciones extractivas.

Estas áreas coinciden con espacios urbanizados, sin que haya un seguimiento de los impactos sobre la salud de las poblaciones locales, convirtiéndose en lo que Víctor Manuel Toledo, ex – secretario de Medio Ambiente de México denominó “infiernos ambientales”.

RIO ATOYAC contaminacion

En la cuenca del Atoyac-Zahuapan se entrelazan antiguos y nuevos corredores industriales, donde operan 20.400 empresas.

Ante las denuncias presentadas desde 2011 por las organizaciones locales, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una Recomendación (10/2017).

Ahí se concluye que las principales causas de la contaminación eran: la descarga de aguas residuales municipales e industriales sin previo tratamiento.

También la mala disposición y recolección de los residuos sólidos; y la creciente expansión demográfica e industrialización desordenada de la región.

Con cifras oficiales se contabiliza que entre 2002 y 2016 fallecieron 26 mil 477 personas de cáncer y 4 mil 379 de insuficiencia renal.

Además de que se produjeron 906 abortos espontáneos. Más de 30 empresas europeas en infiernos ambientales de México.

La tasa de mortalidad debida al cáncer en el conjunto de la cuenca es de 13.5 veces más el promedio nacional.

En promedio, entre 2015 y 2019, cada dos horas y media falleció una persona por enfermedades probablemente vinculadas con la contaminación ambiental.

agua del Rio Atoyac Conagua

En la cuenca Libres-Oriental donde hay escasez de agua, confluyen megagranjas porcícolas de la estadounidense Granjas Carroll.

Hay invernaderos de Driscoll’s que producen verduras y frutas de exportación.

Parques de celdas fotovoltáicas de Iberdrola y una planta automotriz de Audi, que opera como una extensión de la fábrica de Volkswagen en Puebla.

Las industrias consumen grandes cantidades de agua del acuífero.

Además utilizan cañones anti-granizo que inhiben la lluvia y proteger su producción, afectando gravemente a la agricultura campesina local.

También se denunciaron en esta región procesos contaminantes asociados a la industria.

 

Todo México lo sabe

La CNDH identificó en la región una alta incidencia de enfermedades diarreicas, hidroarsenicismo crónico endémico, daño genético.

También una predisposición a desarrollar cáncer relacionada con la exposición a dioxinas y furanos, con potencial genotóxico.

Estableció también una relación entre la exposición a Compuestos Orgánicos Volátiles y la presencia de leucemia mieloide. En esta región se ubican plantas de Volskswagen, Bayer, y BASF, entre otras.

En la cuenca Libres-Oriental donde hay escasez de agua, confluyen megagranjas porcícolas de la estadounidense Granjas Carroll.

Hay invernaderos de Driscoll’s que producen verduras y frutas de exportación.

Parques de celdas fotovoltáicas de Iberdrola y una planta automotriz de Audi, que opera como una extensión de la fábrica de Volkswagen en Puebla.

Las industrias consumen grandes cantidades de agua del acuífero.

Además utilizan cañones anti-granizo que inhiben la lluvia y proteger su producción, afectando gravemente a la agricultura campesina local.

También se denunciaron en esta región procesos contaminantes asociados a la industria.

medicoon contaminacion

Infiernos de corrupción

A pesar de tener conocimiento de los padecimientos de la población en estos infiernos ambientales, los gobiernos mexicanos a nivel municipal, estatal y federal, no han actuado.

También han invisibilizado los efectos ambientales, laborales y sociales, ignorando las demandas y reivindicaciones de las personas afectadas.

Han operado como muro de contención del descontento social.

Con políticas de criminalización y represión, sin prevenir la siembra de terror en las organizaciones sociales por diversos grupos criminales.

Asimismo, han facilitado la implementación de nuevos megaproyectos industriales que no hacen sino aumentar los riesgos para la población local.

Es importante mencionar también a los gobiernos europeos y de Estados Unidos, donde tienen sede gran parte de las empresas transnacionales que operan en los paraísos industriales mexicanos.

Estos gobiernos brindan apoyo, con fondos públicos, a la internacionalización de las empresas a través de seguros, créditos y soporte técnico.

Los dan sin ningún control ni garantía de respeto del medio ambiente y los derechos humanos.

No asumen ninguna responsabilidad ante los conflictos socioambientales generados, pero presionan para la firma de tratados de libre comercio y de protección de las inversiones.

Tal es el caso de la renegociación del acuerdo entre la Unión Europea y México.

Comenta y Comparte, Apoya Nuestro Periodismo

Acerca de admin

Informativo ProyectoCINCO, es un portal de Noticias desde San Martín Texmelucan, Puebla. México. Apoya nuestra forma de hacer periodismo, desde el 13 de diciembre del 2007 estamos en constante formación para mejorar nuestras notas diarias y reportajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*