Especialistas del IMSS apoyan a niña originaria de San Martín Texmelucan

 

LIZETH DIANA HERNÁNDEZ/Crónica
Cuando Alina nació fue revisada por médicos de su clínica de cabecera. En lugar de entregársela a la madre, Monserrat Damazo, tuvieron que llevarla a observación a un centro médico con mayores capacidades. Simplemente le informaron a la mamá que la pequeña había nacido con una malformación anorrectal y que debía realizársele una cirugía.

Así empezó la vida de esta poblanita, cuya familia radica en Texmelucan y que debió apoyarse en el Instituto Mexicano del Seguro Social para seguir adelante. Aproximadamente a la semana de nacer le dijeron a la familia que Alina fue aceptada en los departamentos especializados del IMSS. Allí los doctores rastrearon en su cuerpo para evaluar y detectar otras alteraciones en su organismo, ya que un niño con malformaciones anorrectales tiende a tener otras malformaciones. Se le detectaron dos soplos cardiacos y un riñón más grande que el otro.

En efecto, Alina ha seguido adelante. Hoy tiene tres años de edad, es platicadora y hasta bromista. Cuenta con picardía que nació con Covid (enfermedad que no tuvo) y le gana la risa cuando ve que su interlocutora se creyó la historia.

El Instituto es para Alina tan habitual como su casa. Le dan seguimiento y le mandan a realizar estudios en diferentes departamentos: cardiología y nefrología (estudia la anatomía de los riñones y sus funciones).

En cardiología tuvo mucha suerte ya que pensaban realizarle una operación a corazón abierto. “Gracias a Dios no tuvo que pasar por esa operación, los soplos que tenía eran un poco grandes, se pensaba que impediría que creciera y se desarrollara, pero ha ido avanzando”, dijo la mamá de la pequeña.

Esta semana Alina visitó nuevamente el hospital, ya que este 27 de abril está previsto que le realicen una cirugía ambulatoria en la que, además, se busca descartar alguna malformación en el intestino. La niña y su mamá deben esperar a que haya una cama disponible en piso, ya con este requisito listo, después el doctor de especialidad dará las indicaciones y la canalizarán desde un día antes, ya que es muy pequeña.

Monserrat comenta que siempre les han brindado buena atención, lo mismo en cardiología que en urología y en cirugía pediátrica.

Alina, que nació con complicaciones diversas les han realizado todos los estudios posibles, ha recibido atenciones y medicamentos necesarios.

En el Hospital Siglo XXl en el área de Pediatría, los papás de la pequeña han encontrado un anexo al hogar, y es que vienen con ella desde Texmelucan, por lo que tienen la oportunidad de quedarse con su hija desde el día previo a alguna intervención.

Estos padres de familia ven este anexo en el hospital como su segundo hogar, ya que allí comen e incluso dan un paseíto familiar cuando hay ocasión entre cita y cita médica.

<

La vida de Aline comenzó con dificultades, actualmente tiene 3 años de edad y con su inocencia juguetea, es desinhibida, cuenta su falsa historia de su nacimiento con Covid para luego reír al sorprender a todo aquel que le haya creído ese cuento.

Comenta y Comparte, Apoya Nuestro Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad