La ingeniería biomédica surge de la ingeniería electrónica: Ana Moreno

Jesús Bañuelos

Hace dos días se dio a conocer la noticia de que Felipe Espinosa Tecuapetla, hombre que durante su vida se había desempeñado como campesino y militar, estaba a punto de graduarse a sus 84 años de la carrera de Ingeniería en Procesos y Gestión Industrial por parte de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

“Qué maravilla” expresa Ana Moreno, ingeniera en biomédica que ha trabajado en un Instituto Nacional de Salud y actualmente es coordinadora de la carrera en Ingeniería Biomédica en la Universidad Iberoamericana de Puebla. “Me parece increíble, yo creo que la edad es sólo un número, no te limita en lo más mínimo”

Antes de estudiar ingeniería, ella pasó un semestre en la carrera de matemáticas. Ahí tenía un compañero que aparentaba entre 70 y 80 años.

Moreno se dedicó por muchos años al área de discapacidad en el Instituto Nacional de Rehabilitación, un laboratorio perteneciente a la Secretaría de Salud. Se desempeñó en el Departamento de Ingeniería en Rehabilitación y Análisis de Movimiento, al que ella define como un eslabón entre el médico y el paciente. Este laboratorio es en donde se reportan los resultados tras la aplicación de la tecnología en el paciente. Los resultados deben ser cuantitativos.

“Nosotros como ingenieros no podemos hablar en términos de mucho, poco, demasiado, grande o pequeño. Tienes que dar números” señala.

biomedica1biomedica1

La ingeniería biomédica

La ingeniería biomédica, explica Moreno, nació de las observaciones de la ingeniería electrónica: “el cuerpo humano es una máquina perfecta, tiene sus equivalentes mecánicos bioeléctricos, pero aplicado al cuerpo. El ingeniero electrónico se da cuenta que sus conocimientos en electrónica no son suficientes para poder desarrollar y diseñar cosas para el cuerpo. Tenemos señales eléctricas, pero son mucho más chiquitas en el cuerpo”.

Afirmó que a partir de una ingeniería surgen otras y que estas tienen la finalidad de mejorar la calidad de vida de la gente. En el caso de la ingeniería biomédica, se busca hacerlo a partir del desarrollo tecnológico. Esta carrera se encarga de mejorar los equipos que usan los médicos, la cirugía robótica, las prótesis, las sillas de ruedas, los equipos de imagen, entre otras herramientas.

Cuenta que su interés por la ingeniería biomédica se dio durante la visita a un sanatorio: “Acompañé a mi mamá a un hospital, y nos estaba atendiendo una señora que tenía una bata blanca, en su bata decía ingeniera. Le pregunté qué había estudiado, me dijo que ingeniería biomédica, que consiste en aplicar la tecnología en la salud”

Ella enumeró ciertas características en el perfil de una estudiante de su área: curiosidad “le debe dar curiosidad el cómo funcionan las cosas”, que le guste armar cosas, tenga una mente analítica, que le gusten las matemáticas y la física, un interés por las herramientas, que te guste mejorar la calidad de vida de la gente, que te preocupe la gente, además del interés por el área de la salud.

“La ingeniería es mejora continua. Si te gusta mejorar procesos, tratamientos, construcciones… la ingeniería es lo tuyo”

Señaló que los servicios médicos derivados de la ingeniería biomédica pueden ser muy caros en el sector privado, pero en laboratorios pertenecientes a la Secretaría de Salud, como aquel en que ha trabajado, es común que se lleve a cabo un estudio socioeconómico del paciente para, en base a sus ingresos, determinar el costo del servicio.

Los Institutos Nacionales de Salud tienen la obligación de hacer investigación, esto en el área que desempeñe, que puede ser, por ejemplo, cancerología u ortopedia, área en que se ha desempeñado Ana Moreno. Además, ya que estos laboratorios se encuentran en el área de investigación, existe la posibilidad de brindar los servicios de manera gratuita.

Ana Moreno, es coordinadora de la carrera en Ingeniería Biomédica en la Universidad Iberoamericana de Puebla
Ana Moreno, es coordinadora de la carrera en Ingeniería Biomédica en la Universidad Iberoamericana de Puebla

El desarrollo de las ingenierías en México

Moreno explicó que el desarrollo de tecnología en México es muy difícil debido a la inversión que se necesita, pero también destacó que no es imposible y que es un área de oportunidad grande para las y las jóvenes que quieran estudiar una ingeniería.

En cuanto al debate persistente entre si es mejor importar o desarrollar la tecnología, expresa que lo importante es apoyar el talento. “Si el estudiante tiene el hambre, la capacidad, las ganas, y la empresa en que vaya a trabajar pone los recursos, adelante, siempre y cuando sea algo bien hecho”

Sobre su perspectiva en torno al impacto de las decisiones gubernamentales sobre el desempeño de esta carrera, opina que “el sexenio actual le está pegando mucho a la ingeniería, en todas sus ramas. Está cortando mucho presupuesto en cuanto a salud, en cuanto a investigación y construcción. La investigación está muy castigada. Eso ha influido en mi decisión durante el periodo de elecciones”

 

<

1 de Julio día del Ingeniero

Sin embargo, este 1 de julio, anima a las y las estudiantes a celebrar la labor de esta área profesional: “La ingeniería es de las áreas con mayor desigualdad de género, por ello hemos decidido llamar a este día, en vez de sólo Día del ingeniero, festejar a la profesión, el Día de la ingeniería”

Este día de la ingeniería y el día siguiente, por parte de la Universidad Iberoamericana Puebla, se celebrarán actividades, ponencias y espacios recreativos abiertos al público en general. La información de registro puede encontrarse en la página de Facebook: Departamentos de Ciencias e Ingenierías Ibero Puebla.

Comenta y Comparte, Apoya Nuestro Periodismo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *