#DelReporteroSinNombre: la Violencia política por parte del alcalde de Texmelucan

DEL REPORTERO SIN NOMBRE

Por Pedro Alonso

Boletines informativos por parte de la dirección de comunicación social, acciones y aprobaciones de reglamentos por parte de la regidora de Grupo Vulnerables y Equidad de Género, no han sido suficientes para evitar que el alcalde siga actuando en contra de las mujeres, es decir, sólo hay respeto a la mujer de dientes para afuera.

Ya en muchas ocasiones su servidor ha dado cuenta del calificativo “Misógino”, principalmente, en el alcalde de San Martín Texmelucan, Rafael Núñez Ramírez.

Cabe señalar que de acuerdo a la revista Psichology Today, la misoginia es un odio inconsciente que los hombres forman temprano en la vida, como resultado de un trauma con una figura femenina.

Aunque ha habido rumores, o chismes de como funcionarias municipales han sido víctimas del odio que tiene hacia la mujer, por parte de Rafael Núñez, lo cierto, que sólo una mujer, ha tenido dignidad y se ha defendido abiertamente.

Una de tantas características que existen, de acuerdo a los artículos especializados para detectar a un misógino, es que en muchas ocasiones tratan de ser amables con sus víctimas, para ganar o recuperar nuevamente la confianza.

Y eso lo podemos demostrar, cuando Martha Huerta Hernández, al solicitar licencia de su cargo como síndico municipal, el alcalde, expresó “tristeza por su partida” y “le deseo suerte en sus proyectos personales”.

Sin embargo, fue de dientes para afuera, ahora que “esta indefensa la maestra en derecho”, ahora quiere iniciarle un procedimiento administrativo por “su mal trabajo” que realizó al frente de la sindicatura.

Esto es un claro revanchismo político, violencia política, una muestra de lo misógino que es, debido a que su poca capacidad política, fue superada por una mujer, pues cabe señalar que en lo político, ahora Martha Huerta ocupa varios puestos dentro del partido del Trabajo, tanto a nivel estatal como nacional. Es decir, ha sido superado el empresario petista que sueña con ser candidato a diputado (federal o estatal).

Así las cosas, mientras Olga Margarita siga teniendo privilegios dentro de la administración municipal, así como la directora del Instituto Municipal de la Mujer, miraran hacia otro lugar, para no ver como se comete violencia política en contra de las mujeres, sin embargo, esto da pie a que pueda haber un “feminicidio político”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*