Texmelucan entre las zonas con contaminantes con potencial cancerígeno

Puebla, Pue.-
Zonas como Barranca Honda, el Parque Industrial Quetzalcóatl, Ecoparque Metropolitano, el Colector de la Central de Abasto, la planta de tratamiento de San Martín Texmelucan y Santa Cruz la Isla son zonas de descarga al Río Atoyac que tienen altas concentraciones de contaminantes como cromo o benceno, que generan riesgos a la salud humana, acusó Melanie Gabriel, presidenta de Dale la Cara al Atoyac.

Infecciones gastrointestinales, mutaciones y varios tipos de cáncer han sido documentados, así como la relación que tienen con los elementos nocivos que existen en el río, destacó Sergio Asía, jefe de división pediátrica del Hospital Los Ángeles.

Tanto las industrias, muchas de ellas que se conectan de forma clandestina a las tomas de descarga, y los ayuntamientos incumplen la norma ambiental en materia de descargas, señalaron.

Más de 50 contaminantes con potencial cancerígeno
La presidenta de la asociación Dale La Cara Al Atoyac, Melanie Gabrielle Camacho, aseguró que estudios aplicados revelan que actualmente el río Atoyac tiene más de 50 tipos de contaminantes, todos con un alto potencial cancerígeno.

“El tema de la contaminación del Rio es abandonado por la agenda pública por lo que hacen falta esfuerzos articulados para obtener mejores resultados, por eso bucaremos sentar las bases para encontrar los efectos que tiene la contaminación del ario Atoyac en la salud humana, ya que es un tema en el que poco se incrusiona” comentó.

Aseguró que el estudio aplicado refleja que existe más del mil por ciento de contaminación por arriba de los límites permisibles dentro de la Norma Oficial Mexicana (NOM), además reveló que la gran cantidad de contaminantes, genera que el Río Atoyac se convierta en un cóctel de diferentes compuestos que causan daños y afectaciones a la salud humana.

Señaló que lo más alarmante es que los contaminantes fecales se registran por arriba del 2 mil 400 por ciento del máximo registrado, lo que también rebasa los parámetros medibles de la Norma Oficial Mexicana, además, manda señales de alarma y la exigencia de combatir esa contaminación del afluente.

Por su parte Sergio Assia, jefe de la división pediátrica del Hospital Ángeles, señaló que la contaminación en general no es un tema democrático, porque genera afectaciones directas en contra de los más pobres y de la población más vulnerable, es por ello que es importante combatirla con un programa efectivo e integral.

Señaló que la contaminación puede hasta generar enfermedades crónicas degenerativas, aclaró que en el caso del Rio Atoyac el afluente es solamente un medio para que las enfermedades lleguen a las personas.

Este sábado en el Auditorio del Hospital Los Ángeles se desarrollará el primer Simposio “Efectos de la Contaminación de la Cuenca del Río Atoyac en la Salud Humana” que documentará la relación entre la contaminación del afluente y la salud humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*